La emotiva reacción de una abuela que tras perderlo todo recibe el mejor regalo de su vida

Los perros son la mejor compañía que podemos tener, con sus travesuras, sorprendentes habilidades y con su alegría infinita llenan nuestras vidas de un sinfín de momentos inolvidables por lo que no podríamos imaginarnos sin ellos y sin sus colas esponjosas bailando cuando nos ven llegar a casa.

No obstante, todos los seres vivos cumplimos un ciclo y, por más que nos aferremos a nuestros seres queridos, en ocasiones simplemente tenemos que aceptar que han partido y resignarnos a tener solo su recuerdo, pese a todo el dolor de nuestros corazones.

Lamentablemente, esto fue lo que tuvo enfrentar una pobre abuelita cuando su perrito de 14 años de edad, llamado Kinsey, falleció sumiéndola en una profunda tristeza y depresión de la que su familia temía no lograría recuperarse.

La relación entre el canino y la mujer se hizo especialmente estrecha en 2011, a raíz del fallecimiento de su esposo. Shirley se refugió de esa gran pérdida en el amor incondicional de Kinsey y ante su muerte se sintió completamente sola.

“Siempre estaba molesta y a veces decía que se sentía tan vacía sin su pequeña sombra. Tal como le decía al abuelo. Kinsey fue el único que la hizo feliz”, dijo McVey.

La familia de la mujer estaba sumamente preocupada, querían ayudarla y encontraron la mejor manera de hacerlo en las instalaciones de un refugio de animales local en donde encontraron a un dulce perrito que les robó el corazón al instante.

“Mi madre y mis hermanas fueron a una ASPCA local y comenzaron a ver a los perros. Fue entonces cuando encontraron a Sammy y al día siguiente se convencieron de que era perfecto para mi abuela”, mencionó McVey.

La familia decidió adoptar al hermoso perrito y lo llevaron a la siguiente visita al hospital para que Shirley conociera a su nuevo mejor amigo. La reacción de la mujer fue capturada por su nieto McVey y fue tan emotiva que rápidamente se hizo viral.

“Mi abuela perdió al perro que había tenido durante los últimos 14 años, hace aproximadamente un mes. Fue muy cercana a ella ya que también era el perro de mi difunto abuelo y no ha sido la misma desde entonces. Hoy mi mamá la sorprendió con Sammy”, escribió el joven en Twitter.

En el emotivo vídeo podemos ver a Shirley sobre su silla de ruedas con un rostro notablemente triste; es entonces cuando mira hacia la puerta y ve a su hija acompañada del pequeño perrito. Inmediatamente la emoción se apoderó de ella y no pudo evitar el derramar lágrimas de alegría.

“Mi mamá dice que no podía parar de llorar de felicidad y que ama a Sammy. Está contenta de volver a tener un perro en su vida”, dijo McVey.

Matthew McVey

El perrito también está feliz de tener una oportunidad para ser amado y formar parte de la familia que nunca había tenido, permanecerá en casa de McVey hasta que la abuelita logre recuperarse por completo y pueda comenzar un álbum de recuerdos nuevos a su lado, aunque siempre llevará en su corazón la memoria de su esposo y de Kinsey. Nuestros mejores deseos están con ellos.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y nunca dejes de hacer feliz a tu familia!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!