Abuelito se niega a tomar medicinas y encuentra en un caimán la mejor cura a su enfermedad

La depresión es una enfermedad bastante común en estos tiempos, y existe una gran variedad de fármacos que son prescritos por los especialistas para tratarla. Sin embargo, en Estados Unidos un hombre depresivo se negó a recibir medicamentos y por el contrario prefirió algo menos convencional que dejó atónitos a todos.

Enlaces patrocinados

Se ha apoyado en un fantástico animalito

Joie Henney es un expresentador de televisión experto en animales de 65 años que vive en Pensilvania, últimamente comenzó a padecer de una severa depresión, su médico le recomendó medicarse, pero a él no le agradó para nada la idea y prefirió suavizar sus emociones y poner control a sus angustias y temores con un caimán.

“Mi doctor estaba al tanto de Wally y vio que funcionaba, así que ¿por qué no?”, aseguró el depresivo hombre.

Se trata nada más y nada menos de Wally, un caimán de 1,40 metros de largo que cumplirá cuatro años y fue rescatado en Orlando junto a otro ejemplar más pequeño de nombre Scrappy. Viven en casa de Joie, dentro de un estanque de plástico.

Cuando entró por primera vez a su nuevo hogar, en septiembre de 2015, era un bebé caimán que solo media 45 centímetros y se mostraba asustadizo con todo lo que lo rodeaba.

Enlaces patrocinados

Wally ama ser llenado de mimos

“Es como un perro. Le gusta que lo quieran y acaricien”, dijo Joie.

Al terapéutico animal le encanta que su humano lo saque de paseo, por eso suele llevarlo a muchos lugares como restaurantes, parques y centros comerciales, obviamente muchas personas se sorprenden y les da un poco de temor, pero a otros les encanta y se acercan a preguntar sobre la inusual mascota.

Joie se dio cuenta del efecto que su nuevo amigo tenía sobre las personas que estaban pasándola mal y decidió llevarlo a escuelas, fiestas de cumpleaños, centros de ancianos y otros eventos como terapia emocional para los humanos, lo cual le ha hecho ganar muchos fans.

Enlaces patrocinados

Cuando compartió la publicación en las redes sociales los internautas quedaron sorprendidos y los comentarios no se dejaron esperar, aunque algunos dudaban de la docilidad de Wally, la mayoría estaba encantada de lo feliz que hace al expresentador.

“Lo más importante es que le está haciendo bien a su salud, y los ancianos también se están beneficiando de su compañía”, expresó un alegre usuario de las redes sociales.

Wally está muy bien alimentado, tiene predilección por el pollo y ratones. En sus momentos de travesura se esconde detrás de los muebles, lanza al suelo los envases de la basura y se sube a los muebles. Sin duda, es una mascota fuera de serie.

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y recuerda que no hay mejor terapia que el amor de un animal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!