Abuelos logran por fin adoptar una cachorrita tras años siendo rechazados por ser mayores

Perros, gatos, primates, fauna salvaje y animales de granja sufren el rechazo o el desprecio del hombre. Sin embargo, es el hombre el único animal que se hace acompañar por otros diferentes de su especie.

Enlaces patrocinados

Entonces, así como existen seres desalmados que los dejan solos en las calles, también hay otros que los adoptan y les brindan la calidez de un hogar que todo ser vivo se merece. Esta pareja de abuelos de Lima, Perú, al fin cumplió su sueño de tener una nueva integrante en su hogar.

La llamaron Princesa, y le darán los cuidados que merece, a cambio de la alegría que estos extraordinarios seres de luz irradian a cada instante. Además, la perrita les vino como anillo al dedo, ya que se trata de un par de jubilados quienes pasan mucho tiempo aislados en su casa.

Princesa les trajo compañía y felicidad a su vida y ella encontró mucho amor

Lo cierto es que, por fin festejaron por todo lo alto la llegada de Princesa a sus vidas en su residencia ubicada en el distrito de Comas. La historia fue publicada en redes sociales por Andrea, nieta de la otoñal pareja, quienes se encuentran realmente felices con su nueva amiga para siempre.

“Desde hace tiempo que mis abuelos querían adoptar un perrito, pero los rechazaban por ser adultos mayores y les ponían muchas trabas. Al fin un chico nos dijo que sí y mi papá fue con mi abuelo a Comas a recoger a la cachorrita”, escribió Andrea (@andreeahijar).

Enlaces patrocinados

El nombre de la perrita es un homenaje a una perrita homónima que tuvieron en el pasado. En el hermoso video se escucha a la tierna abuela decir: “estás asustadito, no te asustes bonito”, antes de enterarse de que era hembra.

Al recibirla en sus manos se obró un milagro de amor entre ambas, quienes de inmediato se reconocieron como mejores amigas. Lo cierto es que la mujer se encuentra henchida de alegría, y no para de abrazar y acariciar a su amada Princesa.

“Sorprendimos a mi abuelita y su reacción lo dice todo. Al final la nombraron Princesa en honor a una perrita que tuvieron hace muchos años. Están súper felices”, agregó Andrea en la publicación, donde también se puede apreciar una fotografía de la pareja junto a la cachorra.

Esta historia ejemplifica una vez más que, siempre existirán hogares dispuestos a ofrecerles una mejor vida a los animales, y que los harán sentir valorados y respetados, tal como hacen este par de venerables abuelitos.

Nada como los brazos de una abuela para dormir en paz

Enlaces patrocinados

Comparte esta historia esperanzadora con tus seres queridos. Desde ahora, Princesa será inseparable de sus abuelos, y estos de su pequeña peluda, lo único que faltaba en sus vidas para ser plenamente felices.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!