Perrita acaba con las patas heridas tras recorrer 100 km durante 14 días para volver a su hogar

Es bien sabido que los perritos son de las mascotas más amorosas de nuestro planeta, ellos se han convertido en referencia directa para definir la fidelidad, inteligencia y protección.

Solo basta con conocer algunas historias para darnos cuenta que no en vano tienen el título del mejor amigo del hombre. Si aún lo dudas presta atención a la siguiente historia.

Por más de dos semanas caminó hasta llegar a su casa.

Recientemente una fiel perrita emprendió una gran aventura llena de riesgos e incertidumbre, se trata de una hermosa Golden retriever de un año de edad llamada Ping An.

La adorable perrita que vive con su familia en China, recorrió más de 100 kilómetros durante 14 días para regresar a su hogar y encontrarse con las personas que más ama.

Estaba delgada y con las almohadillas ensangrentadas.

Ping An escapó del cuidado temporal en que la habían dejado sus dueños, pasaría algunos meses en casa de un amigo de la familia en Nantong, a 100 kilómetros de distancia de la ciudad de origen donde vive con sus padres, mientras hacían algunas remodelaciones a la casa.

Sin embargo, este plan no pareció gustarle mucho a la perrita, quien un día decidió escapar dejando el corazón quebrado de sus cuidadores.

Los amigos de la familia temían que lo peor le hubiera pasado a Ping An.

Sus custodios temporales se sintieron devastados ante la lamentable noticia temiendo lo peor. Afortunadamente, su desdicha se desvaneció cuando 14 días después de haberse escapado se enteraron que había regresado a su ciudad de origen en Qidong.

Increíblemente la perrita había caminado durante 14 días bajo difíciles circunstancias para regresar con las personas que más ama.

Su inteligencia y agilidad para reconocer los lugares la llevó de regreso a casa.

Muy delgada y con las almohadillas de sus patitas deterioradas fue vista por un grupo de trabajadores de un edificio de oficinas quienes decidieron acogerla y hacer lo posible por localizar a sus dueños. Sus rescatadores comentan al respecto:

“La perrita estaba bastante deprimida después de que no pudo encontrar a sus dueños”.

Tras encontrarla sus rescatistas tomaron algunas fotografías donde se le ve completamente agotada y con la cabeza baja.

Por suerte, su esfuerzo se vio recompensado poco después cuando logró reunirse con su familia gracias a que los trabajadores compartieron información de Ping An en una aplicación de mensajería China llamada WeChat.

Disfruta parte de su reencuentro y emociónate con su ternura.

Susa padres la reconocieron y rápidamente pasaron a recogerla en el lugar donde fue rescatada dando paso a un emotivo reencuentro. Al respecto uno de sus dueños comentó:

“Ping An, has trabajado duro. Quédate en casa de ahora en adelante. Nosotros nunca te abandonaremos”.

La dulce perrita fue llevada al veterinario donde sanaron sus heridas, sus dueños han asegurado que nunca más la dejarán de nuevo. Bien dicen que uno siempre vuelve a los lugares donde fue feliz y Ping An sin duda, reconoce el suyo.

Los perritos son seres inteligentes y fieles, ellos siempre estarán donde son tratados con amor y respeto. Comparte esta historia en tus redes para que todos disfruten de un emotivo final feliz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!