Acuden a las redes para localizar al dueño de un desesperado perrito que deambulaba en el metro

Los animales no tienen voz, son indefensos ante algunas situaciones, pero es allí cuando los seres humanos deben intervenir para protegerlos y tejer alrededor de cada historia una ola de solidaridad y amor.

Tal como ha sucedido en el metro de la Ciudad de México, donde un golden retriever fue rescatado de un terrible accidente o una vida de terror en las calles, gracias a la solidaridad de un grupo de desconocidos.

El can corrió con suerte.

El rescate ocurrió a finales de septiembre, cuando la criatura se encontraba en la estación Río de los Remedios de la línea B del principal medio de transporte de Ciudad de México junto a su padre humano.

Al parecer, en algún descuido el inquieto perrito se zafó de su correa y perdió de vista a su responsable en cuestión de segundos.

El pobre estaba angustiado en el momento en que lo hallaron.

Por fortuna, una usuaria del metro lo vio y decidió hacer un reporte a través de Twitter, en ese momento las redes sociales hicieron nuevamente su magia.

La advertencia llegó hasta la coordinación de Protección Civil y de inmediato entraron en acción enviando a un grupo de apoyo que localizara al perrito y pudiese ponerlo a salvo.

Ubicar a alguien en el metro puede ser una tarea difícil.

Una vez que los rescatistas divisaron al perrito lo pusieron bajo protección, mientras pensaban qué hacer con él en caso de que no pudiesen ubicar a sus dueños. Afortunadamente el asunto fue más sencillo de lo que todos creyeron.

En pocos minutos la criatura pudo volver a los brazos de su papá.

Había pasado poco tiempo desde que la patrulla localizó al can, cuando un hombre se acercó a ellos alegando ser su responsable. El sujeto explicó el malentendido y no fueron necesarios muchos datos para corroborar que realmente el perro era suyo, pues apenas el animal lo vio se abalanzó sobre él.

Era indudable que el Golden lo había reconocido y además estaba muy feliz.

Este rescate se realizó de manera rápida, gracias a la colaboración de los mismos usuarios de Twitter que se encargaron de reportarlo y ayudar a precisar la ubicación del can.

La red de colaboración que se tejió alrededor del caso fue esencial para que el perrito no terminara lesionado dentro del metro o se perdiera definitivamente en las calles de la ciudad.

El momento del encuentro entre el perro y su dueño fue registrado en un breve vídeo que se compartió también en Twitter, sin duda ver al can brincando de felicidad fue la mejor recompensa para todos.

Este caso tuvo un final feliz, pero no por ello hay que dejar de resaltar lo importante que es no quitarle los ojos de encima a tu mascota mientras están en la calle.

Los perritos son tan vulnerables como los niños, por favor cuídalos y ámalos como tal. Comparte en tus redes la historia de este bello rescate e inspira a otros a ayudar a los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!