Adopta al perro anciano que nadie quería pues se parece a su mascota fallecida del mismo nombre

Quienes han vivido la terrible experiencia de perder a una mascota muy querida pueden comprender que es un dolor parecido al de perder un familiar.

La realidad es que muchos dueños establecen un gran lazo de parentesco con sus mascotas y entre ellos se encuentra una mujer que cambió la vida de un perrito para siempre.

 La dama perdió recientemente a su labrador de 13 años llamado Oso y ha encontrado una forma inusual de reponerse al dolor.

La historia fue relatada en el sitio web del refugio de Pennsylvania “SPCA Danville Center”, pues sus voluntarios quedaron conmovidos con la historia. La mujer había perdido a su labrador y quedó cautivada con las imágenes de un perrito viejo que estaba en adopción.

Se trataba de un peludo color gris que le recordaba mucho a su fallecido Oso, para ella era como su hermano gemelo.

Debido al parentesco con su perrito fallecido, la dama se puso en contacto con el refugio para conocerlo pero parece que en la vida estaba más que marcado que la mujer y el perro se cruzaran. Sorprendentemente el nombre de la criatura en adopción también era Oso.

Al saber esto, la mujer vio en la gran coincidencia una señal del destino.

Oso fue entregado al refugio después de que su antiguo dueño falleciera y desde entonces ha estado en el lugar a la espera de un nuevo hogar pero el asunto no había sido sencillo, debido a su avanzada edad.

Lamentablemente las personas prefieren adoptar cachorros o perros jóvenes, así que las posibilidades de un hogar amoroso para Oso eran casi nulas.

Pero gracias a la campaña de adopción hecha por el refugio, Oso pudo dar con ese hogar que el destino había preparado para él.

“Su nueva dueña se enamoró de él inmediatamente después de ver sus fotos y escuchar su historia.

Recientemente tuvo que sacrificar a su labrador negro de 13 años que era idéntico al nuestro y también se llamaba Bear. ¡Gracias a todos los que compartieron su historia y ayudaron a que este partido se hiciera en el cielo!”, escribió un portavoz del refugio.

Según comentaron sus cuidadores, a Oso le encanta descansar en el salir a caminar y saludar a todos los que conoce. No caben dudas de que es un chico muy amigable. Estamos seguros de que será muy feliz en su nuevo hogar y, aunque no sabemos quién rescató a quién, lo cierto es que empezaran una nueva vida juntos.

Comparte esta nota y enséñales a todos la importancia de difundir este tipo de noticias y especialmente cuando se trata de una criatura en busca de hogar. Aunque no lo creamos este simple gesto ayuda a cambiar vidas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!