Adoptan al perrito que esperaba junto a su inseparable hermanito ciego encontrar un hogar

A lo largo de tantas historias de rescates de animales, nos damos cuenta de que, adoptar a un perro que tuvo la desdicha de ser dejado a su suerte es, sin duda alguna, uno de los más grandes actos de amor y de cariño hacia estos maravillosos seres sin voz.

Adoptar muestra el espíritu responsable de quien lo realiza, pues con su acción está protegiendo los derechos que todo animal debe tener. Esto lo sabe muy bien Mélody y su esposo Pierre, una pareja francesa que anhelaba sumar alegría a su vida con la adopción de una mascota, para que acompañara a Pixel, la que ya tenía.

De esta manera, en una de sus frecuentes visitas a refugios se encontraron frente a Ringo, un perrito que había sido rescatado de un basurero donde fue dejado junto a Razmo, su hermanito ciego, por manos criminales

Recurrieron al mismo albergue donde adoptaron a su primer can, Moustaches et Compagnie. Fue entonces cuando se enamoraron a primera vista de su nuevo mejor amigo fiel, pero, apenas 45 minutos después retornaron por su hermanito invidente, para también hacerse cargo de él.

“Se enamoraron de Ringo”, escribió la organización en sus cuentas de las redes sociales.

Por fortuna, Mélody y Pierre entendieron que los perritos eran inseparables y tomaron la mejor decisión al llevarse la felicidad a sus casas, esta vez, por triplicado. El encuentro sucedió el pasado 28 de febrero en la localidad de Cher, Francia.

“Recogieron a su nuevo amigo fiel y 45 minutos después se devolvieron para hacerse cargo de Razmo, su hermano ciego”, añadieron desde Moustaches et Compagnie.

La asociación asegura que siempre mantuvo el contacto con la pareja. Una vez supieron de la existencia de Ringo y Razmo, no dudaron en comunicarse. Al mirarse en sus ojos, tampoco Mélody y Pierre tuvieron objeción en encargarse de ambos animalitos y hacerlos parte de su familia.

Y es que, Ringo no podía vivir sin su hermano, quien había sido diagnosticado con una catarata congénita inoperable, que terminó por causarle la ceguera total. En verdad, ambos tenían el mismo derecho de comenzar una nueva vida mejor juntos, como hasta ahora.

La ceguera es física, pero los ojos del alma nunca dejan de mirar con amor

Hoy, Razmo, Ringo y Pixel viven felices y despreocupados en la residencia de la pareja, quienes comentaron que, pese a la discapacidad del cachorro, todo ha salido muy bien. Sobre su perro Pixel, dicen que está feliz junto a sus dos nuevos amigos peludos, mezcla de husky con pastor. Apenas salieron del automóvil comenzaron a jugar entre ellos.

Podríamos decir que el mejor argumento en pro de la adopción de un perro, es que no existe ninguno convincente en contra. En cambio, a favor, son muchas las razones para adoptar. Comparte esta hermosa historia con tus amigos.