Van a un refugio sólo a donar comida, ven un perro anciano desolado y no pueden pasar de largo

Beth y Michael, una pareja joven y amante de los perros entró en un refugio de animales. Iban a donar alimentos pero no tenían intención de adoptar ninguna mascota. Eso fue antes de que conocieran a Rocky.

Les dijeron que el pobre perrito era un anciano de 17 años, residente rotativo en el refugio durante 3 años. Lamentablemente, el desafortunado Rocky pasaría sus últimos días confinado en una perrera abarrotada.

Afortunadamente, la suerte de Rocky estaba a punto de cambiar. La pareja no pudo resistir su dulce rostro. Tanto Beth como Michael sintieron un vínculo inmediato con el perro viejo y solitario.

“Estábamos allí para donar todo tipo de cosas que reuní con mi comunidad militar y vi entrar a Rocky y no podía dejar de pensar en esa adorable cara vieja. ¡Lo siguiente que sé es que salgo con Rocky!», dijo Beth emocionada en una entrevista.

El corazón de la nueva madre de Rocky merece una calificación de 5 estrellas. ¡Hizo un gesto grandioso! por este perro que era discriminado por su avanzada edad.

Pero ¿quién dijo que era tarde para ser feliz?

Perrito sonrisa 2

Cualquier momento es perfecto y ella estaba dispuesta a regalarle todo su amor en lo que le quedaba de vida.

Beth quiso darle la oportunidad con el propósito de cuidarlo, atenderlo, quererlo, y ¡hacer que sus últimos años estén llenos de alegría y amor en el calor de un hogar!

En la mayoría de los refugios un perro de esta edad está condenado a morir, pero afortunadamente no es el caso en Friends of Anne Arundel County Animal Control, Inc.

Perrito sonrisa 3

La nueva madre de Rocky está muy consciente de todo lo que implica adoptar un perrito de avanzada edad y lo pone de manifiesto cuando le ha  escrito unas líneas llenas del más bello sentimiento:

«Yo te adopté sabiendo que tendríamos que tener contigo un cuidado especial. Sabiendo que pronto podría llegar el día en que no puedas ir a realizar tus necesidades por ti solo, y yo tendré que limpiarte».

«Yo sé que llegará  el tiempo en que no puedas usar las escaleras porque ya no tendrás las fuerzas para hacerlo y yo tendré  que cargarte. Sé que llegará  el tiempo en que ya no puedas ver, ni oír, que tal vez tenga que invertir parte de mi dinero para acondicionar la casa, de tal manera que tengas un lugar más seguro», continúa.

Perrito sonrisa 1

«Yo sé que llegará  el día en que tenga que decirte adiós. Pero hasta entonces, eres el mejor regalo que he conseguido, sí , siento algo de tristeza porque no he podido darte los mejores 17 años que tu merecías, pero prometo que tendrás  una gran vida a partir de ahora hasta el día  que tenga que decirte adiós», concluye su emotiva publicación que hace llorar a cualquiera.

Rocky no tardó casi nada en acostumbrarse a vivir la buena vida con sus amados seres humanos.

Se aseguraron de brindarle a Rocky algunas experiencias clave que todo perro debería tener en la vida. ¡Incluyendo y especialmente la alegría de devorar cuencos de helado para perros!

Le encantaba bailar y cantar con ellos mientras los seguía por la casa. Uno de sus pasatiempos favoritos de todos los tiempos fue acurrucarse con mamá para tomar una siesta agradable y cálida.

“Puede que Rocky haya tenido algunos años malos, pero le hice una promesa que, sin importar el tiempo que esté aquí, estará lleno de alegría, amor y muchas golosinas. Definitivamente trajo una pieza perdida del rompecabezas a nuestra vida y estamos más que felices de ser sus padres ”, dice Beth .

Un año después, la pareja anunció que tenían el regalo de su vida reservado para su dulce Rocky.

Cuando el bebé de la pareja, Hazel, finalmente llegó, Rocky estaba absolutamente emocionado por ello. ¡A pesar de que tenía 18 años, tener un pequeño humano al que cuidar lo mantuvo saludable y feliz por más tiempo!

A Rocky le encantaba estar con su nueva hermanita siempre que podía.

Este increíble perro mayor puede haber tenido sus peores primeros 17 años, pero ahora vive en el hogar perfecto por el resto que le quede de vida.

¡Qué sentido de responsabilidad y compromiso tienen las palabras de esta gran mujer! ¡Qué corazón tan inmenso!… Creo que ella es un ejemplo para todos, sobre todo para esas personas que no tienen claro que desde que una mascota se convierte en miembro de la familia es un vínculo para siempre.

Comparte esta historia para mostrar al mundo cómo debe ser un dueño ejemplar, abrir el corazón y el hogar a un ancianito peludo no tiene precio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!