Advierte el peligro de dejar desatendida a una mascota, la lengua de su perro casi se parte en 2

Helen y James Hartley están devastados, no hacen más que difundir un importante mensaje de advertencia a todos los dueños de mascotas que ahora ha dado la vuelta al mundo entero.

La pareja originaria de Ruskington, Lincolnshire, quedó en shock cuando la lengua de su amado perrita de raza labrador había quedado atorada en el orificio de aire de una pelota de goma para perros.

Estas son las pelotas de goma que tantos dueños del mundo compran para que sus perros jueguen.

Tristemente, no supieron darse cuenta a tiempo que algo tan horrible estaba sucediendo con su perrita, y por eso advierten de la importancia de no dejar desatendidas a las mascotas ni un solo segundo con juguetes. Después de todo son como niños pequeños, y eso tampoco haríamos con nuestros hijos.

La lengua de la perrita labrador negro casi termina partida en dos.

Desgarradoras imágenes revelan que faltan unos enormes trozos a cada lado de la lengua de Poppy.

Esto se produjo porque el tejido se necrosó debido a la interrupción del flujo sanguíneo.

Helen y James regresaron del trabajo cuando al entrar a casa descubrieron que Poppy tenía su lengua atrapada en su amado juguete. Al desatorarla inmediatamente se dieron cuenta que estaba actuando de manera extraña. No dudaron en llevarlo a la Clínica Veterinaria Foxhall, donde las enfermeras observaron que la mitad delantera de la lengua de Poppy estaba muy hinchada y había una línea roja que indicaba dónde la bola había afectado el flujo sanguíneo.

Su lengua era rosa y cálida al tacto y Poppy estaba feliz de comer golosinas, por lo que le dieron medicamentos para controlar la hinchazón y les dijeron a sus dueños que se la llevaran a casa pero que haría falta hacerle controles diarios. Conforme avanzó la semana, la línea roja se convirtió gradualmente en hematomas, que comenzaron a oler mal y formar placas blancas en la parte superior, fue así como finalmente la pequeña quedó con 2 hendiduras enormes por el tejido muerto.

La lengua de Poppy estaba colgando de un hilo, por lo que tuvo que ser intervenida donde sacaron todo su tejido muerto y cosieron su lengua. Afortunadamente, solo le quedaron puntos, que cuando se cicatricen del todo se absorberán.

«Fue realmente traumático para todos nosotros. Gracias desde el fondo de nuestros corazones por cuidar a Poppy. Ella ha sido muy querida por todos en la cirugía y no podríamos haber pedido un equipo más dedicado. Poppy les envía besos», escribió Helen.

«Las enfermeras no podían creerlo cuando Poppy comió y bebió tan pronto se despertó. Estamos felices de informar que está usando su lengua normalmente para beber y todavía puede dar muchos besos», dijo un portavoz de la clínica.

Comparte esta impactante historia para que todos entiendan el peligro de dejar a un perro desatendido con juguetes, sin importar cuán inocentes parezcan. Poppy tuvo suerte pero su final pudo ser otro 🙁

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!