Al saberse ciego y sentirse inútil, un perrito cavó un agujero en la tierra y se tiró a morir

Los perritos nos dan lecciones de vida, amor y fidelidad. Pero, a veces son dejados a su suerte cuando están enfermos y sufren mucho. Esto lo vivió un pequeño peludo, la tristeza y el sufrimiento lo llevó a la desesperación, lo que hizo conmovió a todos.

Enlaces patrocinados

El inocente can comenzó a presentar problemas en sus ojitos que le dificultaban la visibilidad. Sus ojos estaban cubriéndose de cataratas y las cosas más elementales de su vida perruna empezaron a complicarse.

Una capa blanquecina le obstaculizaba mirar, y su humano se desprendió de él sin la menor compasión en lugar de darle el apoyo que necesitaba. Fue a parar a un terreno boscoso donde lo dejó a la deriva, corriendo los peores de los peligros.

El animalito no sabía qué hacer, estaba confundido en un lugar desconocido y sin poder orientarse, se sentía desesperado. Llegó un momento en que ya no quería seguir adelante, no le veía sentido a nada, la persona en quien mas confiaba lo había dejado de lado.

En medio de su sufrimiento empezó a abrir un agujero en la tierra para meterse dentro, quería desaparecer de todo. Pero siempre cuando menos se espera llega alguien que se convierte en ángel en la vida de las personas y también de los animales.

Enlaces patrocinados

Un hombre que pasaba por el sitio lo miró y se dio cuenta de lo que estaba haciendo el desilusionado animalito. Sin demora se acercó y se dispuso a sacarlo del peligroso hoyo. El perrito no sabía realmente lo que estaba ocurriendo, la nata que cubría su tierno mirar se lo impedía.

“Alguien vio a este pobre perro vagando en medio de la nada. Tiene problemas en los ojos y no ve nada. Está tan desesperado y casi renuncia a la vida. Sus dos ojos son blancos y cegados. Estaba demasiado asustado y no sabíamos cómo sobrevivió por su cuenta durante mucho tiempo”, se informó en el canal de Youtube AnimalSTEP Official.

De inmediato lo llevó a un veterinario para que revisara las condiciones del su nuevo amigo, especialmente sus afectados ojitos. El especialista confirmó que se trataba de cataratas y comenzó a aplicarle el tratamiento que corresponde en esos casos.

“Los rescatistas se acercaron y lo llevaron a una clínica veterinaria. Es una suerte que se haya salvado. Su problema ocular se llama cataratas. Esta condición implica la pérdida de transparencia en la lente”, agregó el portavoz.

A los pocos días empezó a notarse la mejoría, no solamente en su estado de ánimo sino también en su estado físico y de salud. Es asombroso el cambio que estaba suscitándose en la vida del peludito, un mundo de felicidad se abrió ante él, el sufrimiento era parte ya de su triste pasado.

Enlaces patrocinados

“Gracias a Dios y a todos, se recuperó después de solo un mes. Vivirá una vida mejor y nunca más volverá a sufrir”, añadió la persona que lo rescató.

Los otrora ojos emblanquecidos del peludo se llenaron de felicidad. La luz regresó no solo a sus ojos, también lo hizo a su vida. Su rescate y fortaleza son hoy fuente de inspiración para todos los que, nos sentimos en la obligación de dar amor y compasión a quienes tanto amor nos brindan.

No te vayas sin compartir esta conmovedora historia con tus amistades y amigos, si puedes prestar tu ayuda a algún animalito que lo necesita, no lo dudes ni un segundo y hazlo feliz.

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!