Alquiló una valla para que supieran que era el cumpleaños de su perro y lo celebró a lo grande

Las fiestas para las mascotas se convirtieron en una tendencia, pues cada día son más los responsables que se animan a hacer algo especial para celebrar la vida de los seres que llenan sus hogares de luz. Sin embargo, un hombre en Texas ha sorprendido a todos con el adorable agasajo que le hizo a su perrito.

Maxx Chewning quería mostrarles a todos lo especial que es su amigo Dood en su vida y decidió que su sonrisa debía darle alegría a sus vecinos.

Por ese motivo, el día del cumpleaños del canino, Maxx contrató a una agencia publicitaria para que el rostro de su perro estuviese en la valla digital. Todos debían enterarse que su amado Dood estaba de cumpleaños.

 Maxx no sólo le diría a su cachorro lo mucho que lo ama sino que quería que toda Texas lo supiera.

El asunto resultó bastante gracioso para muchos y de forma especial para los dueños de la compañía en la que contrató el servicio.

«La empresa de carteles publicitarios nunca había oído hablar de algo así y estaban entusiasmados por tener algo creativo y divertido en su pantalla digital, les pareció gracioso», dijo Chewning.

Muchas personas cuestionaron su decisión y algunos amigos cercanos estuvieron en desacuerdo con que Maxx gastara ese dinero en un anuncio que el propio Dood no podría leer. No obstante al entusiasta hombre las opiniones le importaron muy poco.

«Ni siquiera tengo novia, así que no estoy gastando dinero en eso, entonces ¿por qué no lo gasto todo en mi perro? Parece la mejor opción, para ser honesto», Dijo Chewning.

Desde que Dood llegó a su vida, este se ha convertido en su amigo fiel y el par se ha vuelto inseparable. Maxx lo describe como un gran cachorro enérgico y lleno de amor. 

«Cada vez que entro por la puerta, él explota del suelo y me saluda con un montón de energía y amor. Dood es un gran perro y realmente ha traído felicidad a mi vida. Él es mi mejor amigo», dijo Chewning.

Maxx hizo del primer cumpleaños de Dood un día bastante especial, lleno de juegos y diversión. Además de la valla con su rostro, el hombre también obsequió al cachorro un pastel especial y una visita a la tienda para que él mismo pudiese elegir un nuevo juguete como regalo.

El día de aventuras de este par quedó registrado en un vídeo que el hombre colgó posteriormente en las redes.

Nos alegra saber que hay amantes de los animales, dispuestos a hacer todo por demostrarles su amor. Sabemos que Dood no puede leer la valla que le dedicó su papá pero Maxx se encarga de desmostrarle todo su amor con grandes gestos.

Comparte esta divertida historia y cuéntanos qué ocurrencias has hecho para celebrar la vida de tus peluditos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!