Amarrado de hocico y patas en un lugar remoto para que muriera, pero alguien llegó a tiempo

Si bien es cierto que muchos gobiernos han impulsado campañas en contra del trato indigno hacia los animales, la acción no ha sido suficiente, ya que sigue habiendo abuso y aún se siguen presentando indignos casos en los cuales se ven a diario perros callejeros mendigando comida o, como en esta historia, maniatados y dejados a su suerte.

Una imagen dice más que mil palabras

Hace algunos días las redes sociales se estremecieron con la noticia publicada a través de fotografías de un perrito en situación de calle que fue encontrado amarrado desde el hocico, hasta su cuello y patas, lanzado a unos matorrales y completamente incapaz de moverse.

Imágenes desoladoras para quienes aún creemos que es posible un cambio en la conciencia de las personas acerca de la responsabilidad que implica la tenencia y cuidados de cualquier otro ser vivo. Los animales no merecen ningún tipo de maltrato, son seres vivos.

María Daniela Ceniceros Mingramm fue la chica que se encontró con la triste escena mientras paseaba a sus cuatro perros. Lo desató, lo llevó al veterinario y hoy le busca un nuevo hogar. A pesar del alto nivel de crueldad existente, los buenos seguimos siendo más.

“No puedo con la gente amigos, me encontré un perrito así, ya lo llevamos al veterinario, pero ya saben, si alguien quiere adoptarlo me mandan mensaje, o ayúdenme a compartir por favor, está bebé, pero seguro será talla grande”, detalló la joven.

Lo que debió sufrir atado por el cuello este animalito no puede callarse

El post inmediatamente se volvió viral con más de 50.000 reacciones, cientos de comentarios y 300.000 compartidos. Al contactarla, la mujer detalló que el lamentable hecho ocurrió en la Ciudad de México, en Atizapán de Zaragoza, en la colonia de Las Alamedas.

“Por mi casa, al final de la calle hay un cerrito muy grande que llega a otras colonias donde siempre llevo a mis cuatro perros a pasear. En estos días, estaba caminando y al dar una vuelta veo al pequeño amarrado y me quedé en shock”, aseguró María Daniela.

En vista de que la chica tenía a sus otros cuatro perros, para facilitar el rescate llamó a su madre y se sumó un vecino de la zona. Finalmente, entre los tres lograron sacarlo de allí para llevarlo de inmediato a una clínica veterinaria cercana que ha sido clave para la sanación del inocente animalito.

“En el momento no había mucho que pudiera hacer, llevaba a mis cuatro perros y era difícil controlar la situación. Tuve que llamar a mi mamá y por suerte también pasaba un señor de la zona, él me ayudó teniéndome a mis perros, le quitamos la soga y los adhesivos de sus patas y lo liberamos. No sé cuánto tiempo llevaba allí”, añadió.

El pobre peludo tenía una cortada en el cuello cuya cicatriz daba cuenta del largo tiempo que llevaba amarrado, aparentemente dejado allí para que muriera sin el menor tipo de escrúpulo o humanidad. Tiene aproximadamente un año, es tímido y, aunque se lleva bien con los otros perritos, aún desconfía de los humanos. No es para menos.

No podemos más que agradecer a María Daniela por actuar, por hacer lo correcto. Parecerá mentira, pero mucha gente en una situación similar se hace de la vista gorda y sigue de largo, impasible ante el sufrimiento de un inocente.

Publicada por Maria Daniela Ceniceros Mingramm en Jueves, 11 de junio de 2020

Comparte esta historia afortunada con tus mejores amigos y rechaza todo tipo de violencia en contra de los animales. Todos merecemos la oportunidad de vivir con dignidad, de un nuevo comienzo, de una nueva vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!