Angustiado hombre se pierde en plena montaña hasta que una bola de pelos apareció en su camino

Mucho se habla de los héroes caninos de rescate, que se han ganado a pata alzada la admiración de todos por haber salvado vidas, y son parte fundamental de las tareas de búsqueda de sobrevivientes en un desastre natural.

La heroína de los alpes suizos esta vez fue un felino

Sin embargo, la ancestral competencia entre perros y gatos parece haber llegado al punto de despertar una reivindicación felina en este sentido, porque el gato protagonista de nuestra historia de hoy está decidido a demostrar que ser rescatista no es un trabajo exclusivo de los perros.

Gimmelwald es una de las pocas aldeas libres de tráfico vehicular en Suiza donde el acceso en coche no es posible debido a una falta de conexión por carretera, pero además, sus montañas son sumamente susceptibles a las avalanchas.

Por ahora nadie sabe el nombre de esta rescatista amateur

En una excursión por estos predios alpinos, de pocos habitantes, un usuario de Reddit nos contó cómo en algún momento de su travesía perdió el Norte y terminó en uno de los tantos pueblos abandonados de la región.

“Miraba el mapa para ver cómo volver al hotel y el único camino oficial montaña abajo era a través de una senda cerrada,” dijo el senderista.

Preocupado por su difícil y solitaria situación en medio de la nada, para sorpresa del hombre apareció una gata blanco y negro que lo guió sin contratiempos hasta el valle poblado, mirando constantemente hacia atrás, vigilante de que el hombre ciertamente le siguiera y se dejara llevar por el felino.

Al conocerse la insólita historia, otros usuarios reconocieron a nuestra heroína bigotona, que vive en la zona, y no es el primer rescate que tiene en su récord, hasta ahora inmaculado de salvamento. ¡Y tienen fotos para probarlo! Parece que esta gatita montañista sabe muy bien y se toma muy en serio su trabajo.

Aparentemente, la felina inclusive esperó al hombre cuando descansaba de un pequeño esguince en uno de sus pies a la orilla de una ladera, pero tan pronto como se puso de pie para continuar la caminata, el salvador de cuatro patas comenzó a mostrarle el camino de vuelta.

Definitivamente, hay animales tan especiales que rescatan personas no solo en los senderos de una montaña. Son perros y gatos que, literalmente, salvan la vida de su humano sin esperar nada a cambio, solo llegan a su existencia en el instante más necesitado, en el momento más complejo, ahí donde la cercanía de ese pequeño ser les regala un afecto desinteresado capaz de despertarlos de sus tristezas, de sus miedos y soledades.

Comparte esta épica historia de amor incondicional y heroísmo minino, con tus seres queridos. Es algo mágico, no hay duda de ello y podemos decir con toda seguridad que, aunque seamos nosotros quienes los adoptemos, son ellos, los animales, quienes nos rescatan a nosotros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!