Antes de dormir le pide a su mamá que coloque correctamente la esponjosa almohada en la cama

Nuestros amigos peludos son seres encantadores y maravillosos, siempre nos enamoran con sus ocurrencias y demostraciones de amor.

Salty Hund es una galgo que ha conquistado el corazón de todos los que la conocen, especialmente de sus seguidores en las redes. Sus grandes ojos hablan por sí solos.

Esta adorable perrita es la consentida de la casa y ella lo sabe muy bien. Para sus padres humanos ella es uno más de la familia y como tal recibe el mismo trato amoroso.

Su madre nos muestra un maravilloso video con algunas de los episodios de la vida de Salty, especialmente cuando llega la hora de dormir.

Y es que esta perrita no pude dormir sin la almohada y no solo eso, sino que la almohada debe ser esponjosa y estar correctamente colocada.

En las imágenes vemos cuando su madre humana deja la almohada desarreglada y la invita a dormir, pero ella solo se detiene antes de subir a la cama y con sus expresivos y maravillosos ojos le dice que acomode la almohada primero.

This Is The Happiest Little Greyhound Ever

This greyhound insists on sleeping with her head on a pillow every night ❤️

Publicada por The Dodo en Jueves, 16 de julio de 2020

«Su madre regresa a la habitación para acomodar la almohada y que ella sea feliz.

Salty es una perrita muy sociable y adorable, le encanta ir de paseo, disfruta mucho acompañar a sus padres al bar donde toma agua con ellos y se siente profundamente amada y consentida.

Cuando van a la estación del tren ella espera su turno para pasar.

Pero no siempre Salty tuvo la vida que tiene ahora, ella fue rescatada de las horribles carreras de perros donde someten a los galgos a extremos entrenamientos y malos tratos.

Salty no sabía que era recibir amor y afecto, era una perrita muy triste con una personalidad limitada. 

Cuando su familia decidió adoptarla, algunos criticaron a sus padres por llevarla a vivir en un apartamento pequeño, pero para Salty vivir ahí fue conocer la grandeza del mundo.

Muchos de estos perros han vivido en una perrera en la que apenas pueden moverse sin recibir un solo gesto de amor y cariño. Pasan la mayor parte del tiempo en cajas, corrales o recintos cercados en un intento por hacer de ellos perros más rápidos.

Afortunadamente estas carreras han ido en decadencia y se espera que sea ilegal en todo el mundo.

Salty es feliz y adora a su familia, se siente amada, cuidada y protegida. Es lo mejor que le ha pasado en la vida y nosotros celebramos su hermosa sonrisa compartiendo su hermosa historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!