Antes de ser salvada llevó a los rescatistas al lugar donde otros animales sufrían una pesadilla

Una madre siempre será una madre sin importar su condición, incluso si camina en dos o cuatro pies. Y sí hablamos de una madre perruna, pues ellas también tienen un instinto materno bastante arraigado que las impulsa a hacer los actos más hermosos por sus pequeños y por todas esas criaturas que adoptan como parte de su familia.

En esta ocasión se trata de una perrita que no sólo se ha convertido en la heroína de su cría, sino de un grupo más grande de animales maltratados.

Cuando los rescatistas del Royal Animal Refuge recibieron la denuncia de una perrita en condición de calle que vagaba con alguno de sus cachorros, no se imaginaron todo lo que iban a encontrar en ese día de trabajo.

Los voluntarios encontraron a Clover en una calle poco transitada de Spalding en Georgia, Estados Unidos, pero al intentar atraparla la perrita no se dejó, se mostró huidiza y preocupada.

Los rescatistas decidieron no presionarla, pues habían sido informados de que tenía unos cachorros.

En ese momento pensaron que la renuencia de Clover por ser socorrida se debía a la preocupación por su cría, que no estaba a su lado en ese momento. Por esa razón, las amables personas decidieron dejarse guiar por la inteligente criatura.

Ellos confiaban en que ella los llevaría hasta sus cachorros pero descubrieron mucho más.

“Ella nos llevó a una propiedad donde pudimos escuchar los gritos de múltiples perros. Lo que pensamos que era Clover que nos llevaba a sus cachorros era mucho más que eso.

Fue una horrible escena que nunca olvidaremos. Había un olor fuerte y fétido, que no se iba e impregnó el aire”, escribió Royal Animal Refuge en Facebook.

El lugar era un hacinamiento de animales maltratados, perritos con graves signos de desnutrición y lesionados vivían allí con Clover y sus pequeños, pero eso no era todo.

Los rescatistas encontraron al menos seis cuerpos sin vida que se estaban descomponiendo en el lugar.

“La policía del condado de Spalding y AC, Georgia, fueron llamados y llegaron muy rápido a la escena, donde descubrimos múltiples animales enjaulados que habían fallecido hace algún tiempo.

Entre los fallecidos había conejitos, pollos, patos y un perro. Pensar en el sufrimiento que estos animales soportaron es inimaginable», afirmó el refugio.

Entre las criaturas que fueron rescatadas en el lugar se encontraba Clover y sus 10 cachorritos además de otros 4 perros, uno de ellos con una profunda lesión en una de sus patas.

Como era de esperarse, las autoridades hicieron su trabajo y lograron dar con el responsable de la terrible escena. Se trata de Ashley Greshman, de 27 años, quien ahora debe responder ante la justicia por cargos de crueldad animal grave.

Los canes rescatados quedaron a cargo de Royal Animal Refuge y recibieron atención médica, especialmente Archie, el perrito lesionado en su pata.

Este peludo marrón deberá ser intervenido en los próximos días para amputar su pata.

Para los rescatistas, la labor de Clover fue fundamental en el caso.

 “Ella quería ser encontrada para que pudieran vivir un destino diferente. Fue tan doloroso ver esa escena», dijo uno de los rescatistas.

Sin duda, la labor de esta perrita fue fundamental para rescatar a todos los animales que vivían una pesadilla en ese lugar. Ahora, Clover puede estar tranquila porque sus cachorros no pasarán nunca más por ningún tipo de mal momento, en el refugio se encargarán de llenarlos de amor y darlos en adopción a una buena familia.

Comparte este rescate que tuvo un final feliz gracias a una valiente madre que supo cómo defender a su familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!