Aparece de la nada para rogarle amor a un hombre que arreglaba su auto y él tiene que despedirse

La ternura de los gatos es una característica que ha conquistado a miles y miles de corazones a lo largo y ancho del mundo, realmente nuestros amigos felinos son seres muy especiales y adorables que saben muy bien cómo ser el centro de atención.

Enlaces patrocinados

Steve Hamel, fotógrafo de profesión, nunca se imaginó que mientras estuviera arreglando su vehículo sería sorprendido con la presencia de una hermosa gatita que de inmediato conquistó su corazón.

Steve no dudó en detener lo que estaba haciendo para atender a la gatita que había llegado inesperadamente.

Este encuentro casual sucedió cuando Steve estaba pasando un día normal como cualquier otro en su garage mientras arreglaba su jeep, y de pronto, una gatita pelirroja apareció de la nada y se acercó a él.

La adorable gatita se le quedó mirando fijamente a Steve con una curiosidad muy particular. Sin pedir permiso la pequeña felina se subió sobre el jeep.

En ese momento Steve no dudó en tomar su cámara para hacerle algunas fotos mientras estaba dentro de su garage. Pareciera que esta hermosa gatita supiera lo que estaba haciendo Steve y la gata comenzó a mirar con detenimiento cada detalle del jeep, cuyo capó estaba abierto.

Enlaces patrocinados

Después de dar algunas vueltas la hermosa gatita optó por descansar y se acostó sobre una caja de herramientas.

Tras unas horas de fotos y juegos, Steve pensó que sería buena idea quedársela, cuidarla y bautizarla como Sally. Para él la gatita tenía intenciones de quedarse ahí.

Sin embargo, decidió publicar las fotos en su cuenta de Facebook y comentarles a sus vecinos sobre la presencia de Sally en su casa por si a alguien se le había perdido.

“Si no tenemos éxito, nos quedaremos con la gata. Es un gran amor”, escribió Steve.

No pasó mucho tiempo para que la publicación comenzara a tener muchas reacciones de los usuarios y fue compartida miles de veces. Gracias a eso la información llegó hasta la familia de la gatita Sally, quienes se pusieron en contacto inmediatamente con Steve.

Enlaces patrocinados

“Encontramos a los dueños. Son personas encantadoras y finalmente se reunieron con su amada mascota. Vivían a la vuelta de la esquina y tenían muchas fotos conmovedoras de la gata jugando con su hija. Se sintió bien reunirlos a pesar de que fue desgarrador al mismo tiempo”, dijo Steve.

Después de esta experiencia Steve se transformó en un amante de los gatos, por lo que anunció en sus redes que como tenía un vacío en forma de gato en el corazón, decidió adoptar uno.

Fue así como adoptó a una “segunda” Sally, una gatita negra que bautizó con el mismo nombre de la gatita pelirroja perdida.

Ahora, la “segunda” Sally vive junto a Steve y otros perritos de la familia, con quienes ha aprendido a convivir de maravilla. Todos se la llevan muy bien y juegan como si fueran hermanos.

Enlaces patrocinados

Comparte esta emotiva historia, realmente fue tal el amor que sintió Steve por la primera Sally, que después de devolverla adoptó a otra y le puso el mismo nombre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!