Aparece Ryder, el perrito perdido al que su pequeño humano lo buscaba llorando por las calles

No hay nada más triste para un niño que perder a su fiel compañero perruno. Como sucedió a un indefenso niño mexicano que perdió a su mejor amigo peludo, llamado Ryder, y tuvo que salir a las calles completamente devastado y con lágrimas en los ojos en un intento desesperado por encontrarlo.

Su humano lo ama mucho

Todo sucedió en la colonia Los Magueyes, en San Luis Potosí, México. El peludito Ryder salió de paseo como cualquier otro día junto a Jonathan, su mejor amigo humano, y su familia; pero en cuestión de instantes desapareció sin dejar rastro, el pasado 2 de marzo.

Desde ese fatídico día, su familia lo ha estado buscando sin cesar por las calles y la fotografía del pequeño Jonathan llevando un cartel de “Se busca”, lleno de lágrimas y preguntando a toda persona por Ryder se hizo viral en las redes sociales, conmoviendo el corazón de miles de internautas en todo el mundo.

Está devastado

Fue así como todos pudimos conocer la historia de amor incondicional entre Ryder y Jonathan. El perrito llegó a la vida del niño cuando era solo un cachorro e inmediatamente se convirtieron en los mejores amigos.

Por eso, cuando Ryder se perdió, Jonathan no podía evitar llorar durante el día y, aunque su familia le ofrecía darle un nuevo perrito, él se rehusaba por completo y les hacía saber que nadie podía reemplazar el lugar de su mascota fiel en su corazón.

Daban 45 dólares por encontrar a Ryder

“Jonathan está tranquilo. Pero, le entra el sentimiento en algunos momentos del día y llora”, dijo la tía del pequeño, Yesenia.

Durante 10 largos días, la familia de Jonathan salió a las calles cada tarde para repartir volantes con la imagen del perrito. No estaban dispuestos a rendirse y la mejor noticia llegó: Ryder apareció el pasado 12 de marzo.

Volvieron a ser felices

Afortunadamente, Ryder fue encontrado por una noble familia amante de los animales, quien se aseguró de darle los mejores cuidados y mantenerlo a salvo porque sabían que su familia lo buscaba arduamente.

Cuando por fin pudieron reencontrarse, el semblante en el rostro del menor cambió por completo, pasó de estar profundamente triste a llenar sus ojos de un brillo de alegría, al poder abrazar de nuevo a su perrito.

Ryder y Jonathan se fundieron en un hermoso abrazo sobre un sofá, agradeciendo a la vida y a los miles de internautas que pudieron dar un final feliz a esta historia. El pequeño sabe ahora que debe ser estrictamente cuidadoso con Ryder y jamás perderlo de vista.

Historias como está nos hacen recobrar la fe en estos momentos tan devastadores que estamos enfrentando a nivel mundial. Si nos unimos, podemos hacer del mundo un lugar mejor, y el encuentro entre Ryder y Jonathan es la mejor prueba de ello.

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y nunca dudes en ayudar a que más animales indefensos puedan reencontrarse con su familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!