Atan a su perrito anciano a una baranda y lo abandonan apenas 2 días después de adoptarlo

Hay que ser consciente, tener una mascota en casa no es para todo el mundo, es una responsabilidad, en la que como a un hijo necesita atención constante, educación y amor infinito. Por ello, los refugios les insisten a los adoptantes que consideren si realmente quieren tener un perrito en casa, ese pequeño ser que con su travesuras cambiará tu vida por completo.

El perrito se encontraba en un refugio al sur de Filadelfia.

Si bien muchas personas toman en cuenta las sugerencias de los rescatistas, otras, deciden obviar las palabras y se dejan llevar por la pasión. Desafortunadamente, este hecho hace que los perritos sean los únicos perjudicados y quienes luego deban padecer una vez, una difícil situación.

Max es un perrito que fue abandonado tan solo dos días de haber sido adoptado, el perrito fue encontrado atado a una baranda una noche muy fría y desolada.

Max estaba aterrorizado, entre el frío y el miedo no dejaba de temblar.

Por suerte, uno de los trabajadores del refugio logró reconocer al indefenso Max y lo rescató. Consternado y muy confundido por lo que estaba sucediendo llegó al refugio con el perrito, nadie comprendía cómo pudieron dejarlo abandonado y menos con temperaturas tan bajas.

Desde luego que contactaron a la familia, que en teoría se había comprometió a cuidar de Max, quienes se opusieron totalmente y sin ningún argumento válido a quedarse con el perrito.

El personal del refugio estaba muy molesto por la situación.

El comportamiento irresponsable de la familia causó una preocupación mayor sobre el destino de Max, por lo general este tipo de casos es muy difícil encontrarles un hogar.

Lo que el personal menos quiere es que pase a la lista de perritos no deseados, eso alargaría su estancia en el refugio. Sus cuidadores afirman que Max ama a los niños y le caería muy bien un hogar donde no hayan otras mascotas.

Max en un perrito adulto, lo que dificulta su situación.

Sus rescatistas están haciendo todo lo posible para encontrarle un hogar a este perrito que tanto lo necesita, incluso abrieron una página GoFundMe para cubrir los gastos del perrito con su nueva familia, por ahora llevan recaudado un poco más de $ 2.000.

Actualmente se encuentra bajo la supervisión y el cuidado de South Jersy Freedom Ranch, ellos al igual que nosotros desean que Max encuentre una familia que no lo defraude.

A pesar de su edad tiene una increíble energía.

Max es un perrito mayor con un corazón puro cargado de infinito amor para compartir con las personas que lo rodean. Por favor, corramos la voz y ayudemos a Max a encontrar no solo un hogar, sino una verdadera familia.

Por favor, comparte esta historia en tus redes y hagamos una gran red para que más personas conozcan la historia de Max, el tierno perrito de dulce sonrisa que espera conquistar tu corazón.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!