Perrito derrotado y deprimido viaja a su nuevo hogar luchando por olvidar su triste pasado

El drama del abandono y el desamparo no se lo deseamos a nadie. Pero peor aún a esos seres llenos de inocencia y bondad como son los perritos, que nada han hecho para merecer tanta indolencia y crueldad por parte de los humanos.

Walt es un perrito Jack-A-Bee de 1 año (mezcla de Jack Russell con Beagle), que es el ejemplo más contundente de que todos los peluditos merecen una segunda oportunidad en la vida.

Cuando llegó a manos de su actual dueña, Kelly Fitzsimons, tras ser rescatado por la organización animal irlandesa, Wicklow Animal Welfare, estaba en un estado emocional realmente desgarrador.

Perritos como Walt definitivamente no tienen por qué haber sufrido tanto. De verdad que se nos estremece el corazón al ver que a pesar de que humanos bondadosos como Kelly les abren las puertas de su hogar, su recuperación psicológica todavía tiene un largo camino por recorrer.

Cuando a este derrumbado y destrozado perrito lo subieron en el coche para llevarlo a su nuevo hogar, su carita hablaba por sí sola del profundo calvario por el que había vivido y que lo seguía atormentando por completo.

Estaba terriblemente asustado y devastado

Walt lucía increíblemente triste, aterrado y sin ánimos en ese viaje a su salvación. Y aunque Kelly esperaba que el perrito pronto cambiara de carita, no fue nada sencillo.

Lo que le pasaba es que jamás había experimentado lo que significa una caricia, mucho menos una casa a la que llamar hogar.

Sin embargo, con una gran paciencia y sobre todo con una enorme dosis de amor, un mes después Kelly comenzó a ver un verdadero milagro y no dudó en grabar el proceso para compartirlo en un video de TikTok.

Es entendible que se hubiera hecho viral en pocas horas alcanzado casi 2 millones de reproducciones.

«Ahora todos saludan a Walt. Lo adoptamos hace poco menos de un mes. Decepcionado por los humanos, llegó tan roto y asustado, todavía lo está, pero se ha ganado nuestra confianza durante las últimas 4 semanas y es un cachorro tan feliz aquí con nosotros», escribió Kelly en Instagram.

«Todavía tenemos un largo camino por recorrer con él, pero es un amor absoluto.Casi puedes sentir su aprecio por nosotros, y nosotros lo adoramos», agregó.

“De estar muy asustado, sin conocer cómo se siente un hogar cálido, sin conocer el amor humano, sentado mirando a la pared por horas, pasó a estar meneando la cola, confiando en humanos, encontrando confort y a un mejor amigo. Bienvenido a casa, Walt“, se puede leer en los letreros del video que emociona a millones.

Las escenas que compartió realmente tocan las fibras más sensibles de todos en las redes.

 

La ayuda de otro perrito rescatado en el hogar fue crucial para que Walt empezara a ganar confianza en los humanos.

Ahora su dueña no puede creer que incluso ha aprendido a responder a comandos, y es lo más amoroso e inteligente que hay.

Walt ni siquiera puede creer que se pueda ser tan feliz al lado de un humano.

Está viviendo todo lo que siempre mereció desde que fue un cachorro, y realmente saborea la felicidad.

No te vayas sin compartir esta hermosa historia con final feliz para difundir la maravilla de las segundas opotunidades. ¡Walt lo tenía más que merecido!