En Australia se puede cazar canguros legalmente…¿pero por qué matar a su símbolo nacional?

Australia tiene un animal peculiar que lo identifica como país en cualquier parte del mundo y es nada más y nada menos que el canguro. Hay más de 55 millones de estos animales saltando por todas partes, son abundantes, tienen un amplio rango de distribución y sus poblaciones son estables o están incrementándose. En vista de esto, la mayoría de los gobernantes de Australia han permitido que la caza de canguros se realice de forma sostenible, ya que es recurso renovable y se requiere del control del número de canguros.

Cada año, un número considerable de canguros son asesinados para aprovechar su carne y su piel de la que usan para hacer calzados. Este tipo de zapatos se hicieron famosos porque David Beckham, probablemente el futbolista más popular de esa época, decidió usar unos zapatos hechos de la piel de este animal, que pasaron a la fama en un abrir y cerrar de ojos en el 2002, logrando un contrato de por vida de 161 millones de dólares con la marca de zapatos Adidas.

Lo que sucedía con este calzado es que  estos eran zapatos con tacos, ideales para el fútbol, y estaban personalizados de color champán y confeccionados con piel de canguro.

Los zapatos causaron furor mientras se celebraba la Copa Mundial del 2002 y muchos activistas de los derechos animales se encontraban molestos y muy desconcertados debido a que el jugador David Beckham usó los tacos “Predator” Adidas, confeccionados de piel de canguro.

La Corte Suprema de California reafirmó una legislación de décadas que prohíbe la importación y venta de productos de canguro en el estado, y de hecho Beckham unos meses antes cambió sus botines Adidas para no apoyar la matanza de canguros y empezó a usar unos botines sintéticos.

Los canguros fueron eliminados de la lista de especies en peligro de extinción de los Estados Unidos en 1995 y las poblaciones de canguros han aumentado significativamente, a causa de las buenas lluvias. Sin embargo, los canguros bebés, llamados Joeys, tienen una tasa de supervivencia muy baja y son especialmente susceptibles a otros cambios ambientales y a la sequía.

La carne de canguro es fácil de encontrar en carnicerías y restaurantes australianos. Pero los australianos siguen siendo reacios a comer a su ícono nacional; las cacerías de canguros tienen lugar por la noche, a menudo en zonas remotas de la ciudad.

El cuero, la carne y otros productos de canguro se consumen tanto en el país oceánico como en los países donde son exportados. Tan solo en el 2016 se criaron alrededor de 1,4 millones de canguros en Australia, por esa razón las entidades promocionan la casa para evitar sobrepoblación en esta especie.

National Geographic

Además, los gobiernos estatales de Australia establecen cupos anuales para regular cuántos canguros pueden sacrificarse por año, argumentando que el sacrificio es crítico para garantizar que las poblaciones de canguros no dañen las praderas y no crezcan demasiado.

Aunque parezca contradictorio, recientemente un hombre tuvo que enfrentar a la justicia australiana luego de asesinar brutalmente a un canguro, noticia que puedes ver aquí.

Son pocos los australianos que no tienen una historia de canguros que contar porque están presente en todo el país, pero por la sobrepoblación se debe de buscar una manera menos cruel para disminuirla ya que estos nuevos reglamentos se les puede salir de las manos al gobierno de Australia y convertir nuevamente al canguro en una especie en peligro de extinción.

¡La caza jamás puede ser una solución! Comparte esta noticia con tus amigos

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!