No sólo se quedó huérfano, se fracturó su delicado bracito pero recibió un yeso a su medida

Recientemente un adorable bebé koala y su madre sufrieron un accidente al caerse de un árbol. Ambos se encontraban en el zoológico Weribee Open Range en Melbourne. Desafortunadamente, la madre no logró sobrevivir pero el pequeño koala sorprendió a todos revelando que es un verdadero milagro de vida.

Los koalas son animalitos herbívoros.

El koala, a quien llamaron Joey, pesaba menos de un kilo y tan solo tenía 150 días de haber nacido. En esta etapa, se supone que el bebé koala debería estar en la bolsa de su madre o a punto de sacar su pequeña cabecita.

Tienen un parecido enorme con los osos.

Sin perder tiempo, el personal del zoológico le brindó la atención necesaria para ayudar al pequeño Joey a superar tan difícil situación. Los veterinarios le dieron dedicación exclusiva observándolo las 24 horas del día. Par reemplazar la leche materna fue alimentado con leche de marsupial a través de una pequeña jeringa.

El valiente Joey se ganó el cariño de todos sus cuidadores.

La veterinaria Jess Rice estaba al mando de la salud del pequeño koala, comenta que cuando la llevaron al centro médico realmente estaba delicado de salud. La radiografía reveló que tenía su brazo derecho roto así que decidieron ponerle un pequeño yeso miniatura para ayudarle a sanar sus huesitos.

Para ayudar al pequeño Joey a sentir la figura materna cerca, el personal le regaló un peluche de Koala. La doctora Jess señala al respecto:

«La vinculación y la compañía son realmente importantes para un bebé de esa edad. A los pequeños koalas a menudo se les dan juguetes para brindarles comodidad y enseñarles cómo colgar del pelaje como lo harían con su madre”.

En estos momentos el pequeño Joey se encuentra con un cuidador de animales en un recinto especial para koalas en su situación, estará ahí algunos meses hasta lograr su total recuperación y luego será liberado en su hábitat natural.

Son pequeños seres arborícolas, es decir, que viven en los árboles.

La Fundación Australiana del Koala señala que estos adorables animalitos pueden vivir alrededor de 12 años, lamentablemente se encuentran amenazados debido a la destrucción de su hábitat. Sus datos arrogan que al menos 4.000 koalas al año sufren accidentes fatales por automóviles.

En muchas culturas el koala es símbolo de protección, sensibilidad y calma.

Afortunadamente, existen organizaciones y personas capacitadas que están dispuestas a ayudar a estos animalitos y ofrecerles una nueva oportunidad de vivir lejos del peligro.

Comparte esta nota en tus redes y contágiate de ternura al ver este koala con su yeso miniatura.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!