Ante la dolorosa situación de su dueña un bombero se hace cargo del perrito que salvó

Hay profesiones en las que resulta bastante difícil dejar los sentimientos de lado y actuar siempre con cabeza fría, aunque así lo exija el trabajo, pues no siempre es tan sencillo. De esto está convencido el bombero británico Jamie Trew que ha protagonizado no sólo una hermosa historia de heroísmo sino de solidaridad.

Jamie Trew es un gran profesional y de gran corazón.

Trew es un empleado destacado del Cuerpo de Bomberos de Londres, quien atendió una llamada que le cambió la vida. Se trataba de una emergencia en Newham, específicamente en Forest View Road, un piso se encontraba en llamas y había alguien a quien debían liberar del fuego.

Millie, el Jack Russell de la familia, se había desaparecido en medio del alboroto del momento y parecía haberse quedado atrapado en la residencia. Siguiendo su compromiso profesional, los bomberos fueron a extinguir las llamas y salvar la vida del perrito.

Ese peludo vivió momentos de terror.

Cuando llegaron a la residencia, la dueña estaba afuera siendo atendida por los paramédicos, la mujer se mostraba angustiada, pues Millie podía estar en verdadero peligro. Sin dudarlo, los bomberos entraron en acción. 

Efectivamente, la vida del Jack Russel peligraba.

El propio Trew lo rescató de debajo de una cama en una de las habitaciones en llamas, el perrito estaba inconsciente. El humo que había inhalado le provocó un desmayo, así que el capitán lo sacó de inmediato para intentar salvarlo.

Después de darle oxígeno durante 10 minutos y proporcionarle agua, Millie despertó. El heroico Trew lo había salvado pero su trabajo no se quedó hasta allí. Después de eso, el perro fue llevado a un centro veterinario y en el lugar, la dueña acordó con el Trew para que lo cuidase mientras ella se recuperaba no sólo física sino económicamente pues perdió todo en el incendio.

La información sobre este bello acto de solidaridad fue dada a conocer por el oficial de la estación Dean Ivil, que también estuvo en el lugar.

«Después de una corta estadía allí [en el veterinario], su dueña acordó que podía ser acogido y se quedó feliz con el bombero líder Jamie Trew, quien la encontró. Es un final encantador para lo que podría haber sido una historia trágica. Si su dueña decide que es mejor, Millie tendrá un hogar para siempre con Jamie y su familia», agregó Dean.

El peludito encontró un nuevo grupo de amigos.

El espíritu altruista de este bombero no tiene límites y ahora este peludito se recupera de todo el incidente al lado del grupo de bomberos que arriesgaron su vida para salvarlo. Esperamos que su dueña decida qué podría ser lo mejor, aunque no dudamos que Trew sea una excelente opción para adoptar formalmente al pequeñito.

La valentía y buen corazón son la fórmula perfecta para ofrecer esperanza en medio de cualquier tragedia, comparte esta historia y que los nuevos amigos disfruten del tiempo juntos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!