Salta el sistema de seguridad de su casa y encuentra a su perro durmiendo junto a un intruso

Muchas personas tienen perros por cuestión de seguridad y no tiene nada de malo tenerlo en casa para agregar protección extra si les brindas el amor y el cariño que tanto necesitan.

Para esta tarea suelen ser usados perros más grandes e imponentes, de modo que si alguna persona se atreve a entrar en casa se sienta intimidado por él y así mantener el hogar seguro.

Lynn Sarver, de Wisconsin, tiene un Mastín gigante llamado Benton y esperaba que además de llenar de amor y compañía su casa, también la mantuviera segura de intrusos. Sin embargo, a veces las cosas no resultan ser como se esperan…

Lynn subió a su habitación con su compañero para irse a dormir a la 1:30 de la madrugada.

La mujer tuvo que bajar apresuradamente a las 5:15 de la mañana debido a que la alarma de su casa sonó. Muy asustada y en medio de la oscuridad vio a su perro muy quieto y al acercarse un poco se percató de que había alguien en su casa.

Lo más sorprendente fue que su perro estaba sobre el intruso, se podía ver perfectamente al hombre cubierto por la manta del perro y al perro acostado tranquilamente sobre el hombre, quien de seguro estaba tan bebido que ni siquiera notó que el perro estaba sobre él.

Al principio la mujer pensaba que se trataba de su hijo de 21 años debido a que éste tenía características parecidas a las del intruso, pero no se trataba en absoluto de su hijo. Así que la asustada mujer, en compañía de su pareja, corrió a la cocina a buscar algo para usarlo en caso de necesitar defenderse.

Después de llamar a la policía, Lynn mantuvo la calma esperando a que llegara pronto a casa antes de que el intruso despertara.

Mientras esperaba a que la policía llegara, la mujer necesitaba cerciorarse de que no se tratara de alguien con malas intenciones, pero al mirar más de cerca pudo descubrir que se trataba de su vecino… Esa era la explicación perfecta de por qué el perro permanecía tan quieto.

Relay Hero / MiamiheraldSeguramente su vecino estaba tan bebido que no se percató de que había entrado en la casa equivocada y apenas entró en casa de Lynn se quedó completamente dormido.

Sin embargo, el enorme Benton no cumplió con su trabajo de cuidador y sucumbió a su instinto cariñoso. ¡Quién diría que este enorme amigo canino puede ser tan meloso y poco agresivo!

Es bueno saber que la historia tuvo un final feliz y hasta divertido, ¡compártelo con tus amigos!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!