Graba cómo su cachorrita se enfurece y le exige rabiosa tener un lugar en el cómodo sofá

Todos los perritos son hermosos. Pero, los bulldog tienen algo especial que los hace lucir extremadamente tiernos con su esponjoso cuerpo y sus docenas de pliegues a los que simplemente es imposible no terminar abrazando.

La ternura de los bulldogs es aún más irresistible cuando son bebés y, poco a poco, van mostrando su verdadera personalidad.

Tal como hizo una pequeña cachorrita bulldog que, pese a tener pocas semanas de nacida, demostró su fortaleza y decisión al exigir a su dueño un lugar cómodo donde descansar.

No cabe duda de que, cuando se trata de rabietas, los cachorros bulldog a menudo tienen las actitudes más atrevidas. Y, en un vídeo que se volvió viral, vemos a la pequeña bebé Greta tratando de salirse con la suya a través de una discusión enérgica con su papá.

“Este es uno de los cachorros más adorables que he visto. Espero que mi perro nunca me haga una rabieta tan grande, porque seguramente terminaré cumpliendo todos y cada uno de sus caprichos”, comentó un internauta.

Parece que Greta estaba muy enojada por algo. Merodeaba alrededor de los pies de papá con un semblante molesto, decepcionada de que se le negara un lugar en el sofá. Pero su linda apariencia no ayudaba más que a causar una gran risa en su padre ¡y Greta, enfurecida, decidió pelear con él!

Es tan dulce

“Es tan hermosa que incluso enojada se ve linda. Cómo tenerle temor a alguien tan tierno. Me muero de risa. He visto el vídeo más de una vez y siempre terminó desatando miles de carcajadas”, dijo otro internauta.

Greta lanza un espectacular ladrido, mientras gruñe y sigue refunfuñando alrededor de la alfombra. La pequeña bebé salta de un lado a otro y resopla con ladridos enojados.

Sin embargo, sus intentos de ser feroz siguen fracasando, ¡ya que solo chillidos inocentes salen de su boca!

Pero Greta no se deja vencer. Ella se enfrenta a dueño sin parar levantando las patitas delanteras. Pero, justo cuando tomaba impulso para lanzarse sobre su padre, terminó golpeándose a sí misma con la parte baja de una mesa.

Fue entonces que su dueño rápidamente se dispuso a cogerla para mimarla y reconfortarla por el golpe que había recibido.

Su papá la sostuvo y colocó sobre el sofá. Y de repente, toda la ira que tenía Greta se había desvanecido en el aire. Por fin dejó de estar gruñona y se adueñó del sofá encantada, eso era todo lo que deseaba.

¡Nuestros corazones explotaron con esta sobrecarga de ternura!

Sin duda, solo los animales pueden hacernos sentir tanta dicha y felicidad. Sin importar su tamaño, ellos saben cómo adueñarse de nuestros corazones y convertirse en una parte más que crucial de nuestras vidas.

Comparte este tierno ataque feroz de Greta con todos tus amigos y recuerda que, si buscas amistad sincera, puedes encontrarla en un animal.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!