Estos burros rescatados están obsesionados con su pequeña humana favorita

Por desgracia los burritos son conocidos por sus peores cualidades, como su habilidad para realizar arduos trabajos o por su terca actitud, pero la verdad es que estos animalitos tienen otra faceta que es poco conocida para la mayoría de los humanos.

Los burros son animales muy cariñosos y amigables, tan amigables que algunas veces no saben cuando es un mal momento para acercarse a alguno de sus compañeros animales. Pero la mayoría de los burritos suelen ser maltratados constantemente al dedicarlos a trabajos pesados sin ofrecerles descanso o compañía de otros animales.

Estos burros no conocen qué es el espacio personal:

Algunos humanos han tenido el placer de presenciar esa faceta leal y protectora de los burritos, como es el caso de la pequeña Honor. Ella es la hija de Wegge y Chad, quienes hace poco crearon un santuario para animales de granja desamparados llamado Sycamore Tree Ranch en la ciudad de Springtown, del estado de Texas.

Esta pequeña tiene el privilegio de crecer rodeada de estos increíbles animalitos; de hecho, en uno de los pases que da su familia con ella y los burritos a través del santuario, sucedió la cosa más conmovedora de todas.

Los burritos del santuario son muy curiosos.

Honor estaba fascinada con los animalitos y ellos compartían esta fascinación por la ternura de la pequeña, quien una vez comenzó a interactuar con unos pocos, a los que no tardaron en unirse muchos más para conocerla.

Wegge, la mamá de Honor, dice que ella está obsesionada con los burros y eso es exactamente lo que ella espera lograr con todas las personas que visiten el santuario que han construido.

Ellos son muy tranquilos y adoran estar acompañados de otros animalitos:

Su meta es ofrecer terapia animal asistida para personas que han pasado por traumas o que están en duelo. Así que no sólo esperan salvar la vida de cientos de animales, sino que también esperan poder ofrecer a los humanos ayuda a través de la ayuda que les dan a sus animales.

La mayoría de los burros que viven en Sycamore Tree Ranch fueron rescatados de mataderos a los que llevan animales de granja, estos están ubicados en Canadá y México.

Estos adorables animales se salvaron de un destino terrible:

@sycamoretreeranch

Wegge cuenta que todos los burros que viven ahora en el santuario fueron rescatados antes de ser enviados a los mataderos, con excepción de unos pocos que fueron donados por granjeros. Cuando Wegge hizo su viaje al matadero, pensaba rescatar sólo a un burrito, pero terminó llevándose 4 a casa.

Al comienzo los burros estaban muy asustados de interactuar con los humanos, pero después de 6 meses llenos de paciencia y perseverancia han logrado que estos burritos confíen de nuevo y sean los amigables animalitos que vemos hoy.

Los burros se sienten tan seguros en su nuevo hogar que siempre acompañan a la familia en sus paseos por el santuario, al igual que algunos de los perritos y gatos que viven con ellos.

A los burritos les encanta pasar tiempo con Honor:


Los burros que viven en el santuario son muy curiosos y adoran salir a explorar, por eso cada vez que la familia sale a explorar, ellos los acompañan para esperar que la pequeña Honor les de un abrazo a cada uno.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que vean lo tiernos y leales que pueden ser los burritos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!