Buscan hogar para el perrito que casi pierde la vida por «molestar» a un vecino

Cuando creemos que nada más puede impactarnos y hacernos perder la fe en la humanidad, surgen hechos increíbles que nos dejan sin aliento y preguntándonos qué nos espera en el futuro. Y es que, existen muchas personas sin escrúpulos capaces de cometer las peores injusticias contra animales inocentes.

Esto fue lo que sucedió en una comunidad rural brasileña, llamada Río Verde, en donde un hombre fue detenido por las autoridades después de ser sospechoso de haber actuado en contra de un indefenso perrito sin hogar.

Los oficiales de la Policía Civil de la zona se encontraron con el indefenso perrito, el cual resultó con una de sus patitas rotas y de inmediato lo trasladaron a clínica veterinaria para que recibiera atención oportuna.

La escena es por demás entristecedora, pero lo que más indignó a los policías, así como a los internautas que se han enterado del caso, es la “razón” que el mal hombre dio para justificarse. De acuerdo con él, actuó de tal forma porque el peludito lo “molestaba” a él y también a sus gallinas.

Afortunadamente, los vecinos de la zona se percataron del hecho y se comunicaron con las autoridades, para que pudieran llegar al fondo de lo sucedido y que la injusticia no quedara impune.

Es lamentable que esto suceda

Según el delegado responsable del caso, Taísa Antonello, el sospechoso informó que la gente abandona varios perros en las inmediaciones de la finca donde vive y por eso tomó la decisión de pedir prestada el arma a uno de sus amigos, alegó que solo quería asustar al perrito.

“Dijo que el perro lo estaba molestando y que quería atrapar a sus gallinas. La detonación cayó sobre su pata delantera y le causó una fractura. Lo que queremos pedirle a la población es que sea consciente de que cometer malos actos contra los animales es un delito y tiene una pena de hasta un año de privación de la libertad. Si ve que un animal pasa hambre, intente ayudarlo”, dijo el delegado.

Hasta el momento, el mal hombre permanece bajo resguardo, al igual que el objeto que utilizó. De ser declarado responsable se enfrentará a las sanciones correspondientes por malos tratos a los animales y posesión irregular de armas.

Afortunadamente para el perrito, la ayuda que recibió fue oportuna y se encuentra en perfecto estado de salud. No obstante, deberá permanecer en la clínica hasta que pueda encontrar un nuevo hogar en donde jamás resulte herido. Quien esté interesado en albergar al pequeño debe llamar a la Central de Flagrantes de Rio Verde, al teléfono (64) 3620-0985.

Merece justicia y un hogar

Confiamos en que muy pronto este pequeño pueda encontrar el hogar que tanto merece y que nunca más, nadie se atreva a actuar contra un animal inocente.

No hay justificación alguna para atentar contra la vida de un animal, es un compromiso de todos denunciar los malos tratos y pedir justicia. Comparte este estremecedor caso que por suerte, tuvo un final feliz.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!