«Me abandonaron como basura y me recogieron como si fuera un tesoro»

Un caballo está tocando miles de corazones con su historia, después de que lo abandonaron como basura, del peor modo posible.

En Estados Unidos, desafortunadamente, no existe una Ley Marco clara que ampare a todos los animales del territorio nacional. Desgraciadamente, en la actualidad continúa habiendo un gran desconocimiento sobre las necesidades de los equinos, y también sobre la situación de tratos injustos que sufren en muchos casos.

«Me abandonaron como basura y me recogieron como si fuera un tesoro»abandonaron

Esta es la historia de River, un caballo que fue encontrado y rescatado por César García y su pequeño, mientras ambos daban un paseo por las inmediaciones de Grayson Road, en Modesto, California, Estados Unidos.

El pobre animal se encontraba en pésimas condiciones yaciendo en el suelo, dejado a su suerte por algún ser inescrupuloso y sin escrúpulos.

Según testigos, no había nada claro sobre la historia del cuadrúpedo. Solo vislumbraron un remolque lleno de caballos, tirado por un camión de color oscuro, seguido por una minivan gris.

El equino tenía varias heridas abiertas en su cuerpo y se le veía verdaderamente angustiado, por lo que García llamó de inmediato al Departamento del Sheriff del condado de Stanislaus, para informar de la situación y, en minutos, varios agentes se hicieron presentes en el sitio para ayudar a la desafortunada víctima.

La persona a cargo no se veía por ningún lado, sin embargo, alguien escuchó la historia y de inmediato llamó a Bobbie Carne, quien ha estado ayudando y rescatando animales de todo tipo durante 20 años.

“Es típico para mí recibir este tipo de llamadas cuando alguien se entera de un animal necesitado. He hecho muchos rescates y he visto algunas cosas horribles hechas a los animales, así que ya no me sorprende mucho”, dijo Carne.

A pesar de su experiencia, Carne no daba crédito a lo que veía. La condición en la que se encontraba el animal era realmente sorprendente. Su cara y costado presentaban signos de haber sido atado y arrastrado por quien lo llevó hasta allí.

“Realmente estaba casi en ese punto de no retorno. El caballo estaba en un estado severo cuando llegó aquí y el análisis de sangre mostró que había estado experimentando un estado prolongado de hambre”, añadió la rescatista.

Vestida de pijama, Carne se unió a los agentes en el parque y comenzaron a idear un plan para poder darle la ayuda que River necesitaba. Otro hombre que se dio cuenta de la situación, regresó a la escena con un remolque doble ancho y juntos pudieron poner a River de pie, cargarlo en el remolque y transportarlo al Hospital Veterinario Taylor, en Turlock.

La doctora Rebecca Curry estuvo a cargo de tratar las heridas de River, medicarlo y nutrirlo a un ritmo constante pero equilibrado, ya que alimentarlo demasiado rápido podría causar que el animal entrara en estado de shock.

Carne y García compartieron la historia en sus cuentas de redes sociales, lo que provocó miles de muestras de apoyo de los usuarios. De hecho, para Bryen Camden, de Riverbank, la reacción fue una determinación: darle a River una vida mejor.

River, ahora también Maximus, se ha recuperado poco a poco milagrosamente

Al ver la publicación, la mujer que ya tiene dos caballos rescatados, se acercó a Carne y le dijo que cuidaría de River una vez que saliera de la atención veterinaria.

Por su parte, Camden decidió mantener el nombre de River, pero le agregó Maximus, para mostrar la fuerza interior que el caballo ha demostrado hasta ahora.

Afortunadamente, gracias a la denuncia de García y la pronta respuesta de las autoridades River logró recuperarse y ahora luce fuerte, su pelaje brilla y se lo ve muy feliz en su nuevo hogar.

Esta historia que compartimos desde Zoorprendente, debe ayudar a crear conciencia. Ningún animalito merece tanto ensañamiento y maldad. Denuncia cualquier caso de trato indigno. No lo permitamos. ¡Somos su voz!