Cachorrito que era sólo huesos no deja de agitar su colita cuando ve comida por primera vez

Un cachorrito que era sólo piel y huesos se topó con la persona indicada el día menos pensado sin poder parar de mover su colita y comer con desespero.

Después de muchas noches pasando frío y acostarse sin nada en su pancita, este peludito demostró a sus rescatistas lo agradecido que estaba con ellos por ese bocado de comida.

Lo que el cachorrito no se imaginaba era la transformación que le esperaba despuéscachorrito

Este pequeño fue encontrado al costado de una carretera con un notable problema de desnutrición, sus huesitos se marcaban alrededor de su panza. Además, su piel parecía una simple telita que lo envolvía todo.

Lo peor no era eso, sino ver el estado de temor en el que vivía

Era muy probable de que pese a su pequeñez el cachorrito ya había estado expuesto a los malos tratos y rechazo de las personas sin corazón, pues se mostró al extremo temeroso. 

La chica que lo vio por primera vez se acercó para ayudarlo pero el pobre no paraba de temblar

El panorama cambió en el momento en que su rescatista decidió animarlo con algunas croquetas para perros. El cachorrito no pudo resistirse y pudo más su hambre que su miedo, así que decidió arriesgarse y se acercó a la joven.

Aunque sus patitas se notaban inestables, el can se abalanzó al alimento y comió con desespero. No nos imaginamos cuánto tiempo llevaría sin probar bocado, lo más conmovedor fue el momento en que el cachorrito comenzó a mover su colita.

Era evidente que estaba feliz y quería demostrar su agradecimiento.

Gracias a las croquetas la mujer pudo ganarse su confianza y al ver el estado de fragilidad decidió que debía rescatarlo.

No podía solo darle comida, así que quiso hacer algo más por él y lo llevó con los voluntarios de Stray Dog Cha-Am. Está fundación que ayuda a los animalitos en condición de calle no pensó dos veces a la hora de tomar el caso.

El pequeño recibiría una oportunidad.

Al ser revisado por un veterinario, el medico determinó que nuestro cachorrito no solo tenía un espectro de desnutrición sino que estaba cubierto de diferentes plagas tanto garrapatas como pulgas.

Esto le había causado una anemia y además desarrolló problemas en su piel.

Evidentemente este angelito necesitaba cuidados y atención especializada, así que el equipo médico y los voluntarios del refugio pusieron manos a la obra para su recuperación.

Después de que el peludo salió de observación en la clínica veterinaria, fue asignado al cuidado de una madre temporal. Esta mujer se encargó de continuar la labor que hasta el momento habían llevado a cabo en la veterinaria.

El can recibió del mejor tratamiento: el amor y ánimo de sus nuevos amigos.

Los días pasaron y nuestro noble cachorrito fue ganando fuerzas y kilitos de amor. A los dos meses su mejoría era notoria, así que en menos de un mes después estuvo listo para encabezar la lista de los perritos en adopción. 

Por suerte, su familia ideal no tardó mucho en aparecer.

Parece que la emotiva historia del cachorrito conmovió a más de uno en las redes sociales y tras varias postulaciones, la fundación determinó que el mejor hogar para el can sería al lado de una familia en Canadá.

¡Sí! El peludo comenzaría una nueva vida con todas las de la ley, lejos del lugar en el que le habían hecho tan infeliz.

Aunque ahora debe acostumbrarse a un clima completamente diferente, el calor de sus nuevos dueños lo mantienen protegido. 

Nuestro agradecido cachorrito conoció finalmente la felicidad y ahora su colita se bate de pura alegría por saber que nunca más volverá a pasar hambre.