Cachorrito se aferra a un hombre que apareció de milagro tras ser abandonado en medio de la nada

Nada parecía fuera de lugar una mañana de verano en que un hombre de origen griego salió a correr por una carretera transitada. Pero de un momento a otro, sin saber por qué -ya que ese no era su recorrido habitual-, decidió girar hacia un camino de tierra.

De pronto se encontró con un alucinante paisaje lleno de campos, pero totalmente solitario. Estaba en medio de la nada, allí con su soledad, o al menos eso era lo que pensaba…

Inmediatamente, en medio de los arbustos empezó a escuchar unos débiles lamentos. Entonces entendió que no estaba solo y que fue enviado al lugar preciso en el momento correcto, sólo para salvar la vida de una dulce criatura en el peor de los apuros.

Se trataba de un cachorro blanco muerto de hambre que suplicaba ayuda

A juzgar por la lejanía de la ubicación, el hombre cree que el perrito fue abandonado por sus dueños con toda premeditación y con la clara intención de que nadie lo encontrase hasta que muriera de hambre.

Además, el pequeño estaba cerca de una carretera concurrida. Un mal movimiento y el perrito habría terminado atropellado y sin vida en cuestión de minutos.

El cachorro estaba francamente aterrorizado, pero algo le hizo entender que ese buen hombre no era como los desalmados que lo tiraron como si de una basura se tratase.

Este joven era «buena gente» y el perrito decidió confiar ciegamente.

Algo le decía que el joven era su única esperanza, y enseguida supo exactamente qué hacer para llamar toda su atención.

Corriendo de un lado para otro, agitando frenéticamente su cola, ladrando y emitiendo dulces gemidos, trataba de suplicarle que se lo llevase con él para siempre.

En un momento, el perrito se tiende en el suelo, y cae rendido ante las caricias del hombre que quiere hacerle entender que todo estará bien.

El perrito se derritió ante las muestras de cariño del hombre y sus masajes en la barriguita, que le indicaban que no se había equivocado en confiar en él

El joven grabó las dulces escenas para compartirlas en las redes, pero no se libró de las críticas, ya que cuando decidió llevarlo a un veterinario, dejó de grabar. Y muchos lo juzgaron por haberlo dejado.

Otros, en cambio, lo condenaron por no haberlo adoptado, ya que fue el perrito quien lo eligió a él.

El joven tuvo que explicar que después de alimentarlo y darle un buen baño, contactó a un refugio de animales local, que le encontró un hogar amoroso para siempre.

Estos casos de abandono donde reluce la cobardía y bajeza humana nos indignan, pero siempre surgen ángeles dándolo todo para borrar con su bondad tanta crueldad. ¡Qué hermoso que este perrito ya no sufrirá nunca más! ¡Compártelo!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!