Encuentra a un cachorro que habían atado del peor modo a las vías del tren para que muriera

Los perros son unos seres sumamente especiales y sensibles que disfrutan jugar, hacer travesuras y explorar al mundo al lado de sus humanos. Sin embargo, algunas veces terminan en manos de personas inconscientes que, lejos de cuidarlos y darles el cariño que merecen, los maltratan y abandonan en lugares inhóspitos que ponen en peligro su vida.

Lamentablemente, esto fue lo que ocurrió recientemente cuando Jared Twedell, un residente de Oregón, se percató de la presencia de un animal sobre las vías del tren. El hombre no podía creer lo que sus ojos veían.

“Hay vías del ferrocarril cerca de la puerta y, por el rabillo del ojo, capté un parpadeo de movimiento. Pensé que era un venado acostado en las vías”, dijo Twedell.

Para intentar ahuyentar al animal, el hombre bajó la ventana de su auto y silbó. Fue ahí cuando unas orejas se asomaron y pudo ver que el misterioso animal era en realidad un perro. Su asombro fue mayor cuando vio que el amigo peludo estaba amarrado a las vías.

“Entré en pánico. El perro trató de caminar hacia el automóvil pero la cuerda lo llevó hacia atrás”, mencionó Twedell.

El hombre estaba desesperado porque el tren pasa tres veces al día y no sabía cuánto tiempo tenía para salvar al hermoso cachorro. Por ello, rápidamente descendió de su automóvil y corrió hacia el canino.

“Obviamente, el perrito estaba muy asustado. Me preocupaba si me dejaría acercarme a él o no. Palmeé mi pierna y le dije: ¡Hola, pequeño amigo! Y comenzó a menear su cola. Fue entonces cuando supe que estaría bien si me acercaba”, dijo Jared.

El pobre cachorro estaba cansado de permanecer tanto tiempo bajo el intenso calor, sin agua y sin alimento. Era evidente que alguien lo había abandonado ahí intencionalmente.

“La cuerda estaba atada en forma de ocho, como la que usarías para atar un bote a un muelle. Alguien hizo esto 100 % a propósito. Simplemente, eso me enfermó”, dijo Twedell.

Lleno de rabia por la crueldad del acontecimiento, el hombre logró desatar la cuerda y rápidamente llevó al cachorro hasta su automóvil, no quería que pasara ni un minuto más en ese horrible lugar.

Al llegar a su casa, la familia del noble hombre decidió llamar al perrito Samson por su fuerza y valentía. Samson, por fin, recibió mucho amor y cuidados de su nueva familia. Además estaba en perfectas condiciones de salud, salvo una pequeña cortadura en su cuello provocada por la cuerda.

El hermoso cachorro, de tan solo 6 meses, conquistó a todos los integrantes de la familia Twedell, incluyendo otros dos perros, varios gatos y hasta un conejo gigante.

“Todos se llevan muy bien. Lo único que han hecho, desde que llevé a Samson a casa, es jugar. Samson es un gran perro. Este pequeño tenía a alguien cuidando de él”, dijo Jared.

Jared Twedell

Esta historia nos demuestra que aún existen personas buenas, dispuestas a brindar ayuda a los seres más indefensos que han sido victimas de la crueldad y la barbarie humana. Esperemos que, día a día, más personas sigan el ejemplo de este hombre y entiendan que los animales no son un objeto.

¡Comparte esta sorprendente historia con todos tus amigos y recuerda ayudar a los más necesitados!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!