Cachorrito queda inconsciente por culpa de un desalmado delante de sus hermanitos angustiados

Cuando los rescatistas de Animal Aid Unlimited llegaron por primera vez para ayudar a un cachorro lesionado, el pequeñito yacía inconsciente en la tierra.

Sus hermanos muy preocupados se acurrucaron a su alrededor. Había sido atropellado por un automóvil y había sufrido un trauma severo.

Dil, en el momento en el que fue hallado convalesciente

Animal Aid Unlimited llevó al pequeño cachorro que llamaron Dil a su refugio y lo trató por una lesión cerebral, pero no estaban seguros de si sobreviviría.

El chiquillo había perdido por completo la consciencia y su recuperación era incierta. Todo dependía de su deseo de vivir y de su fortaleza.

El primer reto a superar era que el pequeño Dil recobrara la conciencia. Al cachorrito le tomó 48 horas salir de su estado de letargo.

Pronto se dieron cuenta de que él tenía la capacidad de alzar la cabeza, pero no podía caminar.

Otra de las cosas que percibieron las personas de Animal Aid Unlimited que ayudaron a este chiquitín, es que no tenía apetito.

Lo alimentaron a través de una vía y cruzaron los dedos para que volviera a comer por sí mismo pronto.

Dil, un perrito que casi pierde la vida en un accidente, nos demuestra cómo es posible volver a levantarse

Transcurridos tres días del rescate de Dil, el pequeñito pudo menear la colita. Esta fue una señal más que suficiente para las personas que ayudaban al cachorro, supieran que sí, que tenía ganas de vivir y que lo intentaría a pesar de las complicaciones.

De ahí en adelante, todo sería buenas noticias para Dil. Comenzó a dar de nuevo sus pequeños pasos y los rescatistas supieron que la misión estaba cumplida.

Poco a poco comenzó a comer por su propia voluntad

Solo había que brindarle a este chiquitito un amor constante, muchas atenciones y los cuidados necesarios.

Dil lo logró, puede que luego del accidente no sea tan despierto como un cachorrito normal, pero nada de eso opaca su dulce mirada, su manera de mover la colita y de demostrar, con cada gesto, todo el agradecimiento que siente ante esta oportunidad de seguir con vida, rodeado de amor.

Ahora puedes ver cómo este chiquillo juega a su manera con sus cuidadores, pero sobre todo notarás que nada ama más en el mundo que recibir besos y abrazos.

¡Y sus rescatadores no tienen reparo en dárselos, porque además se los merece todos por agradecido, amoroso, valiente y luchador!

Amoroso y optimista, este cachorrito vive colmado de cariño

Dil es un testimonio de todo lo que puede lograr una criaturita movido por el amor y el deseo de vivir… ¡Que otros conozcan su historia, compártela!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!