Nació con las patas al revés pero podría volver a caminar gracias al buen corazón de un cirujano

El mundo a veces no parece ser tan justo con todos los que habitan en él, ya que muchas veces les vienen los obstáculos más difíciles de superar a los seres más pequeños e indefensos.

Muchas son las criaturas que deben pasar por un terrible sufrimiento, así como es el caso del hermoso cachorro llamado Milo, un pequeño sabueso de solo 5 semanas de edad que tiene una terrible condición.

Milo tiene sus patas delanteras al revés, por lo que para él es imposible caminar como cualquier otro perrito, teniendo que arrastrarse para poder trasladarse.

Por esa razón, sus dueños decidieron entregarlo a una organización de rescate, Oliver and Friends Farm Rescue and Sanctuary, para que fuera tratado correctamente.

Cuando Milo llegó al refugio, los trabajadores del refugio empezaron a buscar la mejor atención médica para el perrito y de esa manera lo llevaron con el veterinario Erik Clary. Él es profesor de cirugía animal en la Universidad del Estado de Oklahoma.

En ese lugar, Clary logró diagnosticar a Milo con dislocación congénita de ambos codos. Es decir, que la condición de la perrita hace que las almohadillas de sus patas estén en la parte superior y no en la inferior.

«Evaluamos a Milo con nuestro moderno escáner de tomografía computarizada e identificamos que su problema era una dislocación congénita de ambos codos”, dijo el cirujano de animales.

A principios del mes de febrero, Milo se sometió a una cirugía correctiva que le cambiaría la vida logrando que dejara de arrastrarse de modo incómodo, ahora podría caminar como cualquier otro can.

La finalidad de la cirugía era restaurar que cada uno de sus codos a la alineación que debe tener la articulación y eso lo lograron colocando un alfiler en la articulación para mantenerlo recto, esperando que el hueso siga creciendo y que el tejido cicatricial le brinde estabilidad a largo plazo.

El pequeño perrito debe esperar unos meses para caminar, porque debe usar una férula durante tres semanas para que sus patitas estén listas después de la cirugía, y en ese momento debe empezar la terapia que lo ayudará a dar sus primeros pasitos.

«Él es ruidoso y tiene sus quejas, pero también es muy dulce y tierno”, dijo la rescatadora, Jennie Hays.

Daily Mail / Little Things

Milo ha demostrado ser el perrito más valiente y todos en el refugio tienen la esperanza que después de que le quiten la férula él logré dar su primer paseo que lo lleve directo a un hogar lleno de amor.

Puppy with Upside Down Paws Undergoes Surgery

MILO, THE PUPPY WITH UPSIDE DOWN PAWS: A puppy named Milo was just a few weeks old when he went through an extensive surgery, due to his rare medical condition. Thanks to OSU Center for Veterinary Health Sciences and Oliver and Friends Farm Rescue and Sanctuary, he is on his way to recovery.“It's been difficult for him. He's a puppy. He wants to run. He wants to play. He doesn't understand why he's in this horrible confinement,” said Jennie Hays.If you'd like to help Milo on his road to recovery… you can contact Oliver and Friends to help with funding!!

Publiée par Ali Brooks News 9 sur Samedi 19 janvier 2019

Esto nos enseña a jamás a darnos por vencidos, porque la ciencia y muchas personas bondadosas están allí para ayudar a quienes más lo necesitan.

Comparte y comenta esta nota con tus amigos y sé el portador de buenas noticias.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!