Cachorros enfermos con sus barriguitas muy hinchadas son encontrados cuidándose el uno al otro

La esterilización de nuestras mascotas, más que una obligación es un acto de amor. Es evitar que muchos cachorros inocentes terminen en la calle sufriendo sin merecerlo. Tal es el caso de un par de canes. Las condiciones en las cuales fueron encontrados causó conmoción en el corazón de todos.

Enlaces patrocinados

Un video llegó al corazón de mucha gente al mostrar la situación que padecían dos perritos en Lopburi, Tailandia. Se veía a dos temerosos lanudos en la calle pegados uno al lado del otro, tratando de sobreponerse ante las duras situaciones que les tocó vivir.

Las garrapatas habían colonizado sus cuerpos y tenían el abdomen abultado producto de la retención de líquidos y parásitos. Estaban famélicos, llevaban varios días sin comer y su condición era bastante desconsoladora al punto de estar en peligro de muerte.

La noticia circuló y allí se dio a conocer el alarmante estado de desnutrición que presentaban, lo cual incide en la baja producción de los niveles de albumina en la sangre, proteína que es sintetizada por el hígado. Había que actuar de inmediato.

“Qué triste tener que ver lo que tienen que pasar los perros por gente que no le duele su sufrimiento de los animales y los suelta a la calle”, expresó un conmovido usuario.

Enlaces patrocinados

De acuerdo a la opinión de expertos, de no haber sido atendidos a tiempo la suerte que hubiesen corrido pudo haber sido fatal. Por fortuna fueron encontrados y llevados a una clínica veterinaria donde recibieron la atención de un especialista que los atendió a la prontitud.

Cuando las personas se les acercaron para ayudarlos estaban asustados, tal vez porque antes habían recibido malos tratos y tenían mucho miedo, y en una especie de apoyo y protección fraterna animal, se pegaron uno al lado del otro frente a la pared.

Los profesionales que los atendieron conocen muy bien su labor y con cuidado y paciencia los hicieron entrar en confianza. Así pudieron constatar que era perentoria la aplicación de transfusiones sanguíneas y comenzaron a suministrarles la respectiva medicación.

También tenían que dedicarse a solucionar el problema de sus abultados vientres. Hubo necesidad de sedarlos para poder drenar el líquido en sus abdómenes, pero el esfuerzo valió la pena, pronto comenzaron a mostrar signos de evidente mejoría.

Enlaces patrocinados

Se fueron recuperando y empezaron a comer debida y normalmente, hasta el punto de que también jugaban como cualquier perrito. El entregado trabajo dio resultados, sus tiernas barriguitas se redujeron y un grupo de rescate de la zona se encargó de buscar los recursos para cubrir los gastos en los cuales se incurrieron.

“Gracias a Dios que aún hay gente buena que se preocupa por esos animalitos”, dijo un preocupado internauta.

Ya solo se esperaba que estuvieran de alta, para iniciar el proceso de búsqueda de un hogar para ellos donde puedan recibir los cuidados y el amor necesarios para continuar con una nueva vida de travesuras perrunas. Esperamos que pronto lo consigan.

Enlaces patrocinados

Comparte esta enternecedora historia con todos tus seres queridos y auguremos que una amorosa familia pronto los acoja. Como moraleja, no olvidemos que la esterilización es un acto de amor.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!