Dos cachorros no tienen nada en el mundo, pero se aferran el uno al otro y se niegan a separarse

Gus y Laurie son dos tiernos perritos pastor alemán que tienen una conexión muy especial. Se cree que fueron abandonados juntos. En medio de lo difícil que puede ser la vida en las calles para unos cachorros, ellos supieron apoyarse mutuamente y descubrieron que si se mantenían unidos podían enfrentar cualquier dificultad que les deparara la vida.

Los perritos viven en la ciudad de Stephens en Virginia, Estados Unidos.

Un alma caritativa los encontró y decidió ayudarlos, pero no contaba con el espacio suficiente para darles la vida que se merecían. Vivieron durante un par de semanas en un granero y luego fueron trasladados al refugio de un grupo de Rescate que se especializa en pastores alemanes: Shenandoah Shepherd.

En medio de tantos cambios los perritos sólo se preocupaban por mantenerse unidos.

Los perritos fueron hallados cuando apenas tenían tres meses de edad.

A primera vista los rescatistas comprendieron que la amistad que los unía era sumamente especial. Laurie tiene el pelaje marrón y es un poco más pequeña que Gus. Llegó al refugio muy asustada y cabizbaja, así que Gus sacaba su instinto protector y se ponía tras ella dándole un tierno abrazo.

“Esto sí es una verdadera historia de amor. Se necesitan el uno al otro”.

Unas tiernas fotografías demuestran la unión de estos cachorros. El siguiente paso era buscarles un hogar, pero después de tantas adversidades que habían enfrentado juntos simplemente no había manera de separarlos.

“Se ve que lo que más les importa en el mundo es poder estar juntos”.

Por lo general es más fácil que una familia decida adoptar un solo perrito a la vez, pero la Fundación decidió poner la condición que los dulces Laurie y Gus permanecieran juntos. Serían adoptados por una familia que estuviera dispuestos a abrir las puertas de su hogar para los dos.

“Deben permanecer unidos. Son muy tranquilos, pero necesitan socializar”.

Las tiernas imágenes de los perritos no tardaron en volverse completamente virales. Personas de todo el mundo quedaron conmovidos con todo el amor que se ve en las fotografías. Miles de familias aplicaron para adoptar al lindo par de perritos y ahora han comenzado su nueva vida en un hogar en donde no les faltará nada.

“Son adorables. Se merecen lo mejor del mundo”.

Animal Channel

Laurie y Gus pasaron sus primeros meses vida luchando por alimentos y un poco de resguardo. Afortunadamente, esos días ya han quedado atrás y podrán seguir creciendo juntos en un ambiente lleno de amor.

Esta es una muestra más de lo cariñosos y especiales que son todos los perros. Comparte esta bonita historia para celebrar la nueva vida de Laurie y Gus.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!