Hallan una caja abandonada en medio de la nada, cuando la abren su corazón se rompe en dos

Algunas veces ocurren increíbles coincidencias que terminan en historias asombrosas y nos hacen preguntarnos ¿Qué habría sucedido si una sola cosa en la sucesión de eventos no hubiese pasado?

Este fue el caso del padre de una joven, quien vive en la ciudad canadiense de Montreal, pues él fue partícipe en una de estas historias que parecen forjadas por el destino. Todo comenzó cuando se dirigía a su casa después de una jornada de trabajo y vislumbró una caja en el camino.

En medio de la nieve era casi imperceptible

Una vez en su hogar le contó a su hija sobre aquella caja abandonada que le había llamado la atención, pues se encontraba en el medio de la nada, algo que la hacía aún más sospechosa. Los dos decidieron volver al lugar y nada los prepararía para tan desgarradora escena.

Bajo una gruesa capa de nieve, de un blanco puro, se encontraba una caja escondida a propósito, bajo las ramas de un árbol caído, quizá con el propósito de protegerla y mantener la tapa sujetada. Cuando padre e hija observaron cuidadosamente se encontraron a un gatito dentro de ella.

El pobre tenía un aspecto terrible

Ambos, impactados y entristecidos, notaron que el pobre animalito estaba tiritando del frío y por su aspecto no cabía duda que también estaba enfermo. Aun así, las amargas sorpresas no habían acabado, al acercarse a inspeccionar al felino, vieron a un segundo minino protegiéndose detrás de aquel primero.

Esto terrible hallazgo hacía incluso más cruel el hecho

Lo que hacía incluso más triste esta escena era la locación, los pobres gatitos estaban abandonados en medio de la nada en la ciudad de Montreal, donde las temperaturas pueden alcanzar un mínimo de hasta -38° C. El hecho de que aquel padre notara la caja en medio de la blanca nieve fue prácticamente un milagro.

Alrededor del lugar solo había nieve y árboles secos

Inmediatamente, ambos desatoraron la caja de aquella posición y la llevaron a casa, donde calentaron a los pobres gatos. El gatito que se encontraron protegiéndose detrás del otro estaba en mucha mejor condición y ambos eran inseparables.

Por fin iban a estar a salvo los desafortunados mininos

El felino que se encontraba en peor estado, estaba malnutrido y tenía sus ojitos llenos de secreciones. La hija les dio un baño y les brindó su calor corporal para recuperarlos, ellos encantados no querían apartarse de su regazo.

Ambos eran unos gatos muy cariñosos

Aunque el pobre animalito todavía está recuperándose, el veterinario le dio el visto bueno y prevé que sobrevivirá. El pequeñín está muy agradecido con todos y se los demuestra restregándose a las piernas de sus salvadores.

Ellos demostraban su agradecimiento muy dulcemente

Aunque todo pareciera indicar que estos dos mininos fueron abandonados en el medio de la nada, también cabe la posibilidad de que aquella caja fuera una de tantas que las personas se encargan en ubicar en lugares desolados para que sirvan como refugio a las criaturas que rondan esos sitios.

Lo más importante es que los pequeñines mejorarán con los cuidados que ahora están recibiendo

Imgur – provinciallife

Estas cajas sirven como refugio del frío y por lo general contienen algo de alimento dentro de ellas. Pero nunca sabremos con certeza la verdad detrás de esta terrible historia, lo que sí podemos asegurar es que el futuro de estos dos mininos será mucho más brillante y feliz.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que recuerden darles cariño a sus mascotas, en especial en esta época del año cuando todos necesitamos un poco de calor!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!