Cámara de seguridad logra desenmascarar al ladronzuelo que robaba la ropa de los vecinos

Antes del confinamiento, Admiral, un hermoso y ocurrente gato estaba contento con su relajante vida, pero después de la orden de quedarse en casa en Nueva Orleans, pareciera que el espacio comenzó a sentirlo un poco pequeño.

Heather Bardi, madre de Admiral, y su hermano han estado encerrados y esto no era muy agradable para Admiral.

«Las siestas tranquilas fueron interrumpidas bruscamente tan pronto como comenzaron los chillidos y gritos de su hermano mayor. Él quería salir y esperaba junto a la puerta para intentar escabullirse entre mis pies antes de que me diera cuenta”, dijo Heather.

Su madre le compró una correa y comenzó a llevarlo a pasear por el patio hasta que se sintió cómoda dejándolo salir solo.

Admiral estaba encantado de poder finalmente tomar una siesta en calma y jugar con otros gatos.

«Creo que era yo quien necesitaba ser relajada y no él. Ahora se pasea por el frente y mira pasar los autos», dijo Heather.

De pronto comenzaron a aparecer cosas la nada. Heather encontró una camiseta sin mangas y un par de calcetines en su porche.

Inicialmente pensó que se trataba de alguien pasado de tragos que los había arrojado a su puerta. Pero cuando comenzó a aparecer más ropa limpia alrededor de su patio, su teoría inicial comenzó a carecer de fundamento.

«Una vez que aparecieron más cosas, pensé en agarrar la camisa y sacarla de la basura, pero en caso de que fuera de una persona que me estaba jugando una broma quería tener todas las pruebas juntas», dijo Heather.

Para atrapar al culpable Heather instaló una cámara de seguridad improvisada y descargó una aplicación de grabación en un viejo teléfono celular y la puso en un poste en su porche delantero.

Cuando revisó las imágenes al día siguiente, se dio cuenta de que no se trataba de una persona, sino de su dulce gato.

Ante la sorpresa de su inesperado descubrimiento, Heather hizo un letrero de cartón y lo grapó al poste en el frente de su casa con la esperanza de que aparecieran los dueños de las ropas.

“Queridos vecinos, mi gato ha estado robando la ropa limpia de ALGUIEN y llevándolas a casa. Calcetines, bóxer, trapos de cocina e incluso una camiseta sin mangas. Si te faltan dichos artículos, los tengo adentro. Por favor, ven y te los devolveré. Lo siento, mi gato es un cleptómano”, escribió Heather en el letrero.

Afortunadamente, las prendas fueron devueltas a sus dueños, pero este gato sigue llevando «regalos» a su madre cada vez que sale.

“Hace un par de semanas no tenía idea de que mi ángel felino tenía malas mañas. Hasta el día de hoy viene a casa con más ropa. Parece que le gusta traerme regalos o simplemente está siendo un rebelde niño de 4 años», agregó Heather.

Las cámaras de seguridad han sido un gran invento, especialmente cuando se trata de atrapar con las manos en la masa a los que cometen alguna fechoría.

Pero nunca imaginamos que este ladrón podría ser un gato. Comparte esta sorprendente historia para que no te agarre desprevenido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!