Cámaras de seguridad graban a un oso despertando a un hombre en la piscina y se hace viral

En estos tiempos de pandemia en los que tanta gente se ve abatida por el confinamiento y las malas noticias, nada más relajante para cualquier persona que tomarse una breve siesta cerca de la comodidad de su piscina, disfrutando del sol, la privacidad y protección que le brinda su propio hogar. 

Eso podría pensar cualquiera, menos un hombre de Massachusetts (Estados Unidos), que se llevó el susto de su vida con una visita para nada esperada.

Un oso entró a la residencia de la señora Dawn Bete mientras su esposo se relajaba plácidamente en una de las sillas playeras. Al parecer el oso aprovechó que el hombre cayó rendido en los brazos de Morfeo para entrar y beber un poco de agua de la piscina.

El pequeño quería refrescarse y decidió hacer una visita sorpresa a sus vecinos.

El animal entró con cautela y después de calmar su sed decidió merodear un poco por la zona pero rápidamente fue descubierto por el propietario. El hombre despierta y se sienta en la silla, lo cual asusta demasiado al oso que huye despavorido por el lugar.

El oso se inclina para beber el agua de la piscina.

Después del sorpresivo despertar, el hombre decide contarle a Dawn pero la mujer no le cree. Tener un repentino encuentro con una criatura de tal magnitud y no mostrar una chispa de terror parecía imposible para la mujer pero había un modo de comprobar el relato de su esposo.

“Pensé que [mi esposo] estaba bromeando hasta que me pidió que revisara las imágenes de Ring [de la cámara]. ¡Allí estaba!, ¡No podía creerlo! ¡Era una locura!”, dijo Bete.

«¡Oye!, ¿Estás vivo?»

Una locura bastante real que ha entretenido a todos en las redes sociales, después de que la pareja decidiera compartir la grabación de la cámara en su Facebook. 

El animal desapareció antes de que el hombre pudiese hacer nada.

El vídeo es un poco curioso pues de fondo se escucha el canto de las aves y puede sentirse el ambiente tan tranquilo y acogedor que terminó por dormir al hombre pero en cuestión de segundos aparece la criatura como si de una escena de ficción se tratara.

La idea de despertar con un oso a tu lado puede sonar aterradora y realmente lo fue pero este sujeto supo muy bien cómo controlar sus emociones, de modo de que el asunto no se le saliera de las manos. El único que luce aterrado en la grabación es el pobre animalito al que seguro no le quedarán más ganas de visitar a su extraño vecino.

Seguramente estos esposos recordarán por un largo rato el curioso encuentro y lo mejor es que nadie resultó lesionado, ¡comparte esta curiosa historia y coméntanos cuál hubiese sido tu reacción!