Cámaras de seguridad graban el acto temerario de un perrito por amor a su dueño

La unión de un perro con su dueño puede llegar a extremos insospechables, estos peludos hacen de todo para colaborar y además llamar la atención de sus humanos. Pero en el caso de este Golden Retriever llamado Ace, su imaginación lo llevó a cometer una maniobra algo extrema que su padre no dejó de registrar en unas temerarias imágenes.

Enlaces patrocinados

Ace es un peludo muy valiente. 

Como la Navidad ya pasó, Vince Matteson, el dueño de Ace, decidió que era la hora de quitar todos los adornos decembrinos con los que decoró su casa y esto incluía las luces en la fachada de la propiedad.

Para hacerlo, Vince tomó una escalera y subió al techo de la vivienda para llevar a cabo el trabajo. Lo que el hombre jamás imaginó es que alguien lo seguiría.

Este hombre no estaba sólo, tenía una pata para ayudarlo.

El siempre incondicional Ace decidió que papá necesitaba una mano y fue detrás de él para colaborarle en la labor.

Este travieso y para nada cobarde perrito se subió por las escaleras hasta el techo, tal como había visto que había hecho su humano.

«¿Necesitas ayuda papi?»

Enlaces patrocinados

Vincen no se percató en lo absoluto de lo que su Golden estaba haciendo, pues llevaba puesto sus auriculares y la música lo mantenía completamente ensimismado. 

«Estaba apagando las luces en el lado opuesto del techo con mis auriculares puestos. ¡Por el rabillo del ojo, veo algo, me doy la vuelta y veo que Ace está en el techo! Estaba absolutamente sorprendido”, dijo Matteson.

Cuando Vincen divisó a su mascota quedó sorprendido, le parecía increíble que el perro hubiese llegado hasta allí por su cuenta y creyó que se trataba de una broma de su compañero; sin embargo, la grabación de seguridad le demostró lo contrario.

El vídeo de la cámara de seguridad delató a este Golden, quien trepó hasta el techo como todo un veterano. Cualquiera hubiese pensado que no era la primera vez que Ace hacía esa locura pero en realidad es el resultado de su espíritu aventurero.

En la grabación se observa al can escalando, mientras su hermanito menos valiente lo mira desde abajo. Seguro este perrito le echaba porras a su temerario compañero pero simplemente prefirió no arriesgarse en esa aventura.

Enlaces patrocinados

«Ace es un cachorro salvaje, extrovertido y sin miedo. Sólo tenía curiosidad por saber qué estaba haciendo su papá en el techo», comentó Matteson.

Después de que Vince bajó a Ace y se percató de que el animalito tenía toda la intención de continuar con las prácticas de escaladas, el hombre tuvo que guardar la escalera en un lugar seguro. Nadie quiere ningún accidente, así que es muchísimo mejor prevenir y que este vídeo quede como la evidencia de una insólita anécdota.

Las mascotas nos sorprenden con sus habilidades, comparte esta divertida historia y enséñale todo lo que ellas son capaces de hacer para llegar hasta sus padres.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!