Canguro rescatado de un lago helado sorprende a sus salvadores expresando su agradecimiento

¿Alguna vez has escuchado que los canguros pueden ser peligrosos? Pues un canguro en Australia demostró que su especie puede ser bastante amable y consideraba con aquellos que buscan ayudarles.

Y es que, después de protagonizar un apresurado rescate en un lago y no se podía alejar del lugar si antes agradecerles a sus salvadores por haberle salvado la vida.

El canguro había caído en las frías aguas de un lago en la ciudad de Camberra.Canguro

La capital australiana fue testigo de un peculiar rescate liderado por unos desconocidos que unieron fuerzas al ver a un canguro en aprietos.

En animal temblaba de frío dentro de un lago, al parecer había caído por accidente y no encontraba cómo salirse.

Aunque el nivel del agua y el tamaño del animal le permitía respirar con tranquilidad, este canguro podía haber enfermado si no salí cuanto antes de las aguas frías.

Los peatones no podían hacerse como si no pasara nada y decidieron actuar.

Dos sujetos entraron al agua para ayudar al canguro, pero vamos que el asunto no fue muy sencillo al principio. Estamos hablando de animales con bastante fuerza y como la criatura no entendía lo que sucedía quiso defenderse.

Los samaritanos que entraron al agua por él debieron moverse con rapidez para atrapar sus extremidades y evitar que los lastimara. Esto con el fin de poderlo cargar y llevarlo a un lugar seguro.

Los hombres debieron tomar hasta la cola, para evitar que el canguro reaccionara.

David Boyd, un peatón que pasaba por el lugar, decidió grabar la escena al ver las intenciones de los samaritanos por sacar al animal. Además de eso, llamó a la policía de Camberra, pero antes de que la ayuda llegara ya los hombres habían hecho su trabajo.

Entre los dos tomaron al canguro y lo subieron hasta la caminería.

Después de esto otro hombre se acercó para calmar al animal y tomó el control. Fue en ese momento que el marsupial estrechó la mano del sujeto como agradeciéndole por haberse detenido a ayudarlo, pero eso no fue todo.

Cuando los verdaderos héroes salieron del agua, el canguro procedió a hacer lo propio y terminó estrechándole la mano a cada uno. Parece que los hombres estaban ante un animal muy educado.

El animal estaba asustado y temblando, pero eso no fue excusa para no agradecerles.

Las personas que circulaban por las cercanías del lago Burley Griffin no se pudieron contener y comenzaron a acercarse para presenciar lo que sucedía con el animal.

El tercer hombre que apareció en escena y ayudó a subir al canguro a la superficie fue quien logró tranquilizarlo.

Aunque el rescate fue rápido, y eso quedó claro en el vídeo, hubo que esperar unos 30 minutos más para que la criatura se recuperara y pudiese volver a su hábitat por su propia cuenta.

Las autoridades llegaron al lugar, el canguro se encontraba en buen estado y no fue necesario llevarlo a ningún refugio o santuario.

Ver a animales exóticos por la ciudad no es nada extraño para los habitantes de Australia, por eso más de uno está en disposición de ayudarlos en caso de verlos en peligro.

Hay que agradecerles a estos hombres por su valentía y buen corazón. Todos sabemos que los canguros no son del todo inofensivos, pero este amigo demostró ser muy inteligente: entendió lo que sucedía y por eso terminó agradeciéndole a sus rescatistas.

Estos samaritanos tendrán una nueva historia que compartir con sus amigos y familiares, pues no todos los días puedes estrecharle la mano (o pata) a un canguro. Una anécdota que no olvidarán jamás.

¡Que la vida le devuelva a estos hombre el favor que han hecho, bendiciones!