Captan a un perrito acurrucándose en las piernas de una vendedora ambulante en la fría noche

La crisis del COVID-19 ha azotado a decenas de países no sólo llevándose vidas inocentes, sino golpeando duramente la economía familiar ante el cierre de negocios y falta de empleo.

Actualmente, América Latina se ha convertido en el foco de la infección y tristemente, Perú es uno de los países que está desbordado frente a los más de 250.000 casos de infectados, y más de 8.000 muertos.

En medio de esta desoladora situación, muchas personas se ven obligadas a salir a las calles cruzando los dedos para vender lo que puedan y tener qué llevarse a la boca. Así trabajan jornadas extenuantes, hasta incluso quedarse dormidos en una esquina, bajo el frío inclemente.

Así como sucedió con una pobre mujer, que permanecía en las afueras de la estación del tren Parque Industrial, del distrito Villa Salvador, en Lima.

Mientras dormía, Sarisha Sarangi pasó a su lado. No pudo quedar indiferente con la escena, que reflejaba la dura realidad del país. Especialmente porque en sus piernas se acurrucaba un dulce callejerito.

No dudó en sacar la cámara y difundirlo en las redes pidiendo ayuda para la mujer y el animalito:

«Por favor, que alguien le alcance ropita, algo caliente para ambos».

Y relató la historia que ha conmovido a miles de personas:

«El perrito se llama Pepe, no tiene dueño, la señora le da pancito y comparte su poco alimento con él, me dice que llega temprano y se va a las 8 pm, no tiene teléfono móvil, por favor, los que viven cerca alcanzarle abrigo, comida, etc. Si pudieran comprarle todo sería genial, yo le dejé algo pero no será suficiente», escribió Sarisha.

La publicación se volvió viral al instante siendo compartida casi 7.000 veces:

ESTACION DEL TREN PARQUE INDUSTRIAL 🙏🙏🙏 PORFAVOR ALGUIEN LE ALCANCÉ ROPITA, ALGO CALIENTE PARA AMBOSPdt. Me indica que…

Publicada por Sarisha Sarangi en Sábado, 20 de junio de 2020

Sarisha estaba realmente conmovida con las duras consecuencias de la crisis para los animalitos y los más pobres. Y no tardó en involucrarse personalmente de inmediato.

Algunas personas lograron identificar al perrito porque al parecer solía estar siempre en el mismo lugar y una usuaria explicó:

«El perro busca a la mujer todos los días en el mismo lugar para que le regale un “pancito duro” y éste en agradecimiento se queda a su lado hasta que termine la jornada a las 8:00 p. m., en los exteriores de la estación de la Línea Uno del Metro de Lima».

Es realmente conmovedor ver en la imagen cómo el perrito se recuesta y descansa en las piernas de la mujer, a pesar de las frías temperaturas, como si buscaran consolarse mutuamente.

Ambos se tienen el uno al otro y subsisten como pueden

Sarisha no imaginaba que su publicación causaría tanta resonancia en los corazones de los limeños. Así que una vez que logró recaudar las donaciones, y comprarles alimentos, se acercó al lugar. Pero tristemente, a la mujer ya no la encontró.

Sarisha publicó una lista de todo lo que había comprado para el perrito gracias al apoyo masivo de las redes

Después, muchos más se involucraron visitando al perrito y llevándole comida, y publicaron las imágenes en las redes.

Publicada por Sarisha Sarangi en Martes, 23 de junio de 2020

Al ver que no tenía una casita, la mayoría pedía que por favor lo llevaran a un refugio, ante lo que otra mujer llamada Milagros, que conocía al perro, y que se sumó a la causa, explicó:

«Trataremos que le den un lugar para su camita en la estación del tren porque él sufriría mucho encerrado en un albergue, ya lleva 1 año allí, el perrito corre y juega, es súper libre, es feliz aunque tiene mucho frío por las noches. Sería genial que acepten que se quede ahí, porque de por sí ya duerme ahí pero en el suelo».
Así que después de la ola masiva de solidaridad, finalmente Sarisha comunicó la feliz noticia:

«Finalizamos con Pepe. El día de hoy se hizo entrega de las compras a la SubOficial de la Estación Srta. Flor, quien será la responsable de Pepe y la pueden ubicar en la misma Estación Parque Industrial. Muchas gracias a todos los que ayudaron a que sea posible esto».

Pero todavía les quedaba por resolver las necesidades de la mujer y estaban un poco tristes por no encontrarla. De pronto, la suboficial sorprendió a Sarisha con una imagen que cerró la historia del mejor modo:

Ahora Sarisha, que ya sabe que sólo la puede encontrar por las noches, irá a su encuentro para terminar de entregarle todo lo recaudado.

Nos alegra saber que por lo menos el adorable Pepe tendrá un techo donde refugiarse las noches. Esta historia nos demuestra las maravillas que se pueden obrar sólo si una persona decide no pasar de largo. ¡Compártelo!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!