Captan a una bull terrier casi «inconsciente» en el pavimento ante la indiferencia de su dueña

Los vecinos de Sharon Harland comenzaron a preocuparse seriamente por la salud de su perrita. Solían encontrarla en medio de la calle completamente tumbada a pesar de que su dueña intentaba tirarla de la cadena una y otra vez.

Sharon viven en la ciudad de Hincley, en Leicestershire.

Este comportamiento puede ser una clara señal de que algo anda mal con cualquier animal; pero cuando se reveló la verdad de lo que le sucedía a la bull terrier inglés todos quedaron con una gran sonrisa en su rostro.

La astuta perrita, llamada Fidget, ya tenía la costumbre de tirarse al suelo cada vez que sentía que su paseo iba a terminar.

Es demasiado traviesa. Adora correr. Nunca para”, dijo Shanon.

En muy poco tiempo aprendió a ubicarse en su zona y cuando notaba que estaban emprendiendo el camino de regreso, comenzaba su graciosa protesta. Su dueña, Sharon, quedó en shock la primera vez que lo hizo. Pensó que algo podía estar mal con Fidget pero con el paso del tiempo comprendió que era un gracioso truco para salirse con la suya.

“Varias personas se detienen para preguntarme si está herida y hasta nos ofrecen ayuda para llevarla al veterinario. Todos se preocupan por ella”, explicó Sharon.

Lo más gracioso del asunto es que el pequeño espectáculo de Fidget no pasa desapercibido. Todos se detienen a asegurarse que la perrita se encuentre bien. La avergonzada Sharon no puede hacer más que explicar que Fidget quiere continuar paseando.

No importa que tenga la correa. Se queda en suelo tumbada o se retuerce como un gusano para que no pueda levantarla”, explicó Sharon.

La insistente bull terrier se mantiene en el mismo sitio durante un par de minutos hasta que finalmente se aburre y da un buen salto para continuar su camino junto a Shanon. Durante un tiempo, Shanon la felicitaba por reemprender el camino y le daba golosinas pero luego comprendió que su astuta mascota se estaba aprovechando de la situación aún más.

Creo que ella lo encuentra muy divertido. Es muy típico de esa raza. Son muy tercos”, aseguró Shanon.

Fidget comenzó a tumbarse en el suelo todo el tiempo para exigir su buena dosis de galletitas perrunas. Los dedicados dueños lo han intentado todo pero la linda bull terrier no deja de hacer sus peculiares protestas. Shanon decidió explicar lo sucedido en las redes para que sus vecinos no se preocuparan por Fidget.

Si ves a mi perrita tumbada y como una víctima, no te preocupes. Te aseguro que está completamente bien”, aseguró Sharon.

La publicación se volvió viral en cuestión de horas y todos han quedado maravillados con la astuta perrita. Al parecer esta raza de perritos adora hacer trucos como este.

Después de todo, los peluditos disfrutan al máximo de sus merecidos paseos y siempre es difícil comprender que se acabó la hora de la diversión. Fidget sólo necesita un poco de tiempo para aceptar que es hora de volver a casa.

¿Qué opinas del curioso truco de Fidget? De alguna manera, los peluditos siempre logran salirse con la suya. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!