Captan al joven que cargó a un mestizo con sus patitas lesionadas, no lo dejaría morir así

Los casos de abusos y maltratos contra los animales son bastante comunes pero no por ello debemos normalizarlos. Lo que sí debe normalizarse y multiplicarse son las ayudas y los actos benevolencia a favor de todo aquel que lo necesite. Quizás para lograrlo valga la pena leer la siguiente historia sobre un joven que ha dado una gran lección para todos.

Tras ver a un mestizo agonizando de dolor y con lesiones abiertas en sus patas, un hombre tomó al peludo entre sus brazos y corrió despavorido en busca de ayuda.

Una acción como esta no la realiza cualquier persona.

Nos encantaría que todo el mundo actuara de este modo y corriera a auxiliar de quienes lo necesitan pero sabemos que no es algo tan frecuente, la acción del chico se vuelve aún más valiosa. 

El peludo fue receptor de un hermoso gesto.

Con su respuesta rápida salió beneficiado un callejerito llamado Duckweed que vivía de la caridad en un pueblo de Singapur. De hecho el joven que lo rescató, y quien prefirió mantener su nombre bajo anonimato, es uno de los vecinos que suelen alimentar al peludo.

Por ese motivo no pudo dejarlo sólo cuando lo encontró en el peor de los estados.

El perrito esta echado sin fuerzas, mientras soportaba el dolor agónico de un par de lesiones en sus patas. Alguien le había lastimado y el pobre animal sufría en silencio sin que nadie se resignara a ayudarle.

Acá una de sus patas al ser limpiada y en proceso de recuperación.

Las lesiones abiertas estaban infectadas y la pérdida de sangre le habían hecho descompensarse aún más, bajando sus plaquetas. Además del notorio problema de piel, el animalito trataba de lidiar con el hambre y sed,

Su situación era bastante crítica hasta que llegó su salvador.

El joven se percató de la situación y de inmediato lo tomó entre sus brazos, esa fue la fotografía que tanto impacto ha causado en las redes sociales.

La intención del chico en ese momento era llevar al can hasta un centro médico en el que pudiesen auxiliarlo.

Con mucho amor y cuidado lo cargó para que no se lastimase más.

El joven llevó a Duckweed al refugio de la organización SOSD, donde lo recibieron de inmediato. Los voluntarios ya conocían al can quien había sido esterilizado bajo el programa Trap-Neuter-Release-Manage (TNRM), y se conmovieron al verlo llegar en ese estado.

Al peludo se le hicieron radiografías para verificar que no tuviese ninguna fractura, pues resultaba evidente que alguien lo había lastimado con saña. Por fortuna no hubo ningún hueso roto pero sus lesiones abiertas ameritaron cuidado por al menos dos semanas.

Durante este tiempo el perro ha estado hospedado en el refugio.

Después del amargo episodio por el cual había atravesado, los cuidadores del lugar y el joven que salvó a Duckweed coincidieron en que la criatura no podría volver a las calles. Por tal motivo, dieron al can a una familia temporal mientras que hallan a unos dueños que lo quieran para siempre.

“Ahora está a salvo en un hogar de acogida, a la espera de una familia que pueda llamar suya”, informó SOSD en su cuenta de Instagram.

Este peludito fue bastante valiente al no dejarse vencer por sus lesiones pero no sólo su coraje es digno de admirar, sino el corazón de ese vecino que decidió ayudarlo.

Cuando de hacer el bien se trata, sólo hace falta tener la voluntad. El joven puso su granito de arena y los voluntarios del refugio terminaron la hazaña, curando y reubicando a Duckweed.

Final feliz para este amiguito que no merecía morir así, comparte su historia y anima a tus contactos a ser los héroes de todo aquel que los necesite.