Captan imágenes de un raro oso tan grande y gordo que tiene dificultades para moverse

Los osos son animales hermosísimos que sin duda no se caracterizan por su delgadez, y en determinadas épocas su volumen puede aumentar considerablemente. Eso quedó evidenciado en un video que fue grabado en Alaska, los internautas quedaron sorprendidos al ver cómo se desplazaba el animal.

Es increíble

La forma cómo se organiza la naturaleza es realmente sabia y admirable, y los seres vivos han aprendido a adecuarse a ella para asegurar su subsistencia. En el caso de los osos, ya desde el otoño comienzan a prepararse para la hibernación, por eso su dieta cambia y comienzan a ingerir alimentos grasos que le aporten más calorías y energías.

Les encantan los frutos secos y tienen una predilección por los peces, todo eso hace que ganen los kilogramos que necesitan para el largo y frío invierno. Y en el conocido río Brooks, del Parque Nacional y Reserva Katmai abundan los salmones de hasta cuatro mil quinientas calorías.

Este año el parque en particular y toda la gran región de la Bahía de Bristol en general han sido bendecidos con una abundante llegada de ellos. El número de peces es sorprendente y viajan en grandes cantidades por las frías aguas para satisfacción de los osos que los distinguen de lejos.

Los osos esta temporada prefieren no arriesgarse, se están dando un gran banquete y con ello preparándose muy bien para su hibernación y se les ha pasado un tanto la mano. Una grabación en vivo realizada por el sitio web explore.org dejó a los internautas con la boca abierta mirando a un enorme oso tan gordo que no podía caminar con facilidad.

“Los osos en este momento son los beneficiarios de toneladas de salmón”, comentó Mike Fitz, naturalista residente de explore.org y ex guardabosques del parque Katmai.

De acuerdo con la información suministrada por los expertos en la materia, se trataba del oso número 747. En la grabación se podía ver claramente al majestuoso mamífero teniendo dificultades para subir una pendiente cerca del río debido a su gran peso.

“Los osos están extremadamente gordos para esta época del año”, agregó Fitz.

Era evidente que se proveyó de suficientes reservas de grasa en su cuerpo para soportar un largo período de inanición y vida sedentaria. Pero el notable sobrepeso no es para preocuparse, durante la hibernación su metabolismo está preparado para quemar calorías, mientras más grasa acumulen, sus posibilidades de sobrevivir son mayores y van perdiendo peso y no músculo.

La naturaleza es Zoorprendente

Los internautas quedaron encantados e inundaron las redes sociales de hermosos y tiernos comentarios dirigidos al glotón animal. Mientras tanto, él solo piensa en la llegada del invierno para dormir y descansar a sus anchas. No dejes de compartir este interesante hallazgo entre todos tus amigos y conocidos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!