Capturan a un hombre llevando de paseo a su perrita paralítica en una carreta especial cada día

Dicen que la mayor manifestación de amor no es aquella que se proclama con palabras sino que se demuestra con acciones, algo que sin duda, nos demuestran todas y cada una de las personas que cada día hacen obras extraordinarias para ayudar a los perritos con necesidades especiales.

Sabemos que tener un perrito en casa es una gran bendición, pero tener un perrito discapacitado es por mucho, uno de los actos de amor más grande del mundo.

El incidente ocurrió en la ciudad de Dartmouth, Massachusetts.

Bryant Thompson se encontraba caminando por la calles de su vecindario cuando fue testigo de una hermosa escena que conmovió su corazón.

Observó que un hombre paseaba a su perrita pero no de la manera común a la que estamos acostumbrados, el hombre la paseaba en una carreta especial porque es paralítica.

La indefensa perrita estaba acostada y cubierta de mantas para que no sintiera frío.

La escena conmovió tanto a Bryant que decidió acercarse al hombre y preguntarle sobre el estado de salud del perrito.

Descubrió que tiene la enfermedad de ELA, una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta las células nerviosas del cerebro y la médula espinal, lo que impide que pueda caminar o realizar movimientos sola.

Su enfermedad no tiene porque limitar la posibilidad de conocer las calles de la ciudad.

La enfermedad afecta sobre todo a los perritos adultos, poco a poco los va inmovilizando hasta que paraliza por completo las extremidades posteriores.

Por esta razón, el hombre decidió diseñar una carreta especial para poder pasear todos los días a su fiel mascota, no quería que su condición limitara la perrita disfrutar de las maravillas del mundo exterior.

 “No conozco a este hombre, y espero que no le importe esta publicación. Este tipo con un corazón increíble estaba paseando a su perro por Shube Park en Dartmouth, como puede ver, en una carreta.

Me dijo ella tiene ELA, que estaba abrigada y feliz por amor extra. Le dije que era una gran persona por hacer eso, porqué sé que hay muchos que no lo harían. Él solo dijo que ella haría lo mismo por él y siguió transportando el carro. Es difícil escribir esto sin romperse a llorar”.

Bryant no solo felicitó al hombre por tan hermoso gesto, sino que insta a todas las personas, especialmente a los amantes de los animales a compartir tan emotiva historia.

Nuestro héroe anónimo realiza un gesto de dedicación y amor que muchos no harían. Los perritos son seres incondicionales, pequeños ángeles sin alas que nos aman incondicionalmente y merecen todo el cuidado y respeto del mundo.

Comparte esta emotiva historia en tus redes para que más personas se motiven a realizar pequeños actos de amor que hacen la diferencia. ¡Sigamos siendo fieles amantes y defensores de los animales!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!