Cerda embarazada escapa desesperada de una granja y alcanza a dar a luz en el bosque

El instinto materno no solo resulta el detonante de innumerables actos de valentía, sino que son la respuesta a lo que muchos conocen como presentimiento. El asunto parece común entre las mujeres, sin embargo las hembras de otras especies también representan con maestría eso que para muchos sólo tiene lógica según el sexto sentido que desarrollan las madres.

Por tales motivos el heroico acto de una cerda para salvar a sus diez lechoncitos no deja de conmovernos.

Se trata de una cerdita, ahora bautizada como Matilda, que logró escapar de un lugar sumamente peligroso para ella y sus criaturas cuando aún no habían nacido.

El hecho ocurrió en Ollerton, Nottinghamshire (Inglaterra), y fue dado a conocer gracias a Anna Aston, de 49 años, quien se encontraba paseando a su perro por el bosque y terminó topándose con una increíble escena.

Una valiente mamá cuidando a sus hijos.

Una cerda de gran dimensión estaba alimentando a sus lechones entre la maleza y Anna quedó atónita.

“Estaba caminando cerca del bosque el lunes por la noche cuando escuché algo en los setos que supe de inmediato que era bastante grande. Pensé que tal vez era otro perro o un tejón y no podía creer lo que veía cuando vi a esta cerda y sus lechones crujiendo en la maleza”, dijo Aston.

Resulta que se trataba de Matilda, la cerda había escapado de una granja cercana antes de que la convirtieran en chuleta o la separaran de sus crías, aún sin nacer para el momento de la huida.

Anna decidió llamar a la organización Brinsley Animal Rescue para que auxiliaran al animal y sus crías. Ahora ellos abogan por Matilda ante el dueño de la granja de crianza para que la deje sobrevivir y le conceda la libertad plena.

Anna considera que la pobre madre se la ganó con creces.

El asunto fue una sorpresa para la mujer y como madre de dos niños, se solidariza con el sentimiento de la cerdita.

«No me di cuenta de que hay una granja de cerdos cerca y ella debe haber escapado de allí. Realmente es increíble que haya hecho todo lo posible para proteger a sus bebés».

«Se merece una vida segura y feliz con su pequeña familia y creo que ahora se ha ganado la libertad. Espero que el granjero tenga el corazón ahora para permitir que el cerdo sea realojado”, dijo la mujer.

Por su parte, Jon Beresford, director de la organización, explicó que necesitan el permiso del granjero para sacar a los lechones. En una publicación reciente, la organización celebró el haber logrado todo el trámite:

“No podemos decir lo emocionados que nos sentimos pero acabamos de recoger a Matilda y a todos sus bebés».

«Muchas gracias a todos por ayudarnos a hacer esto hoy y a todos los periodistas que han llevado esta historia alrededor del mundo. También agradecemos a la granja por permitirnos rescatar a esta valiente niña y a sus hermosos bebés“, reseñaron.

En un video posterior demostraron que la madre flamante está en las mejores condiciones:

Y lo mejor de todo es que en pocos días se comprometerán en reubicar a todos sus bebés en hogares aptos, y si eso no es posible, quedarán junto a su mami en el santuario.

Matilda es un ejemplo del más fervoroso amor de madre, comparte esta nota y hazle ver al mundo que los animales también tienen sentimientos.