Una chica con asperger no podía salir de su casa hasta que una perrita ciega le cambió la vida

En Spondon, Derby, vive una chica de 18 años que prácticamente no podía salir de su casa. Se trata de Emma Baker, quien tiene síndrome de Asperger y su condición hace que enfrentarse al mundo exterior le produzca fuertes crisis de ansiedad y depresión.

El síndrome de Asperger es considerado como una variante del autismo.

Afortunadamente, Emma consiguió una excelente ayuda que le permitió volver a salir de su casa. Sus padres adoptaron una perrita ciega con la que Emma entabló una relación especial de manera casi instantánea.

A diferencia de quienes padecen autismo clásico, quienes tienen síndrome de Asperger no tienen dificultades en el desarrollo del lenguaje.

El año pasado tres perritos fueron entregados en RSPCA con apenas cinco semanas de edad. Una de ellas era Lexie, una perrita ciega. Neil Barker y su esposa Debbie, siempre han sido grandes amantes de los animales y ya tenían en su casa otro perrito adoptado de un refugio llamada Patch.

La perrita es ciega desde su nacimiento por una peculiar condición genética.

Cuando decidieron que era hora de darle la bienvenida a un nuevo miembro de la familia se enamoraron de Lexie por su condición tan especial que les recordó a su querida Emma.

La Terapia Asistida por Animales es una técnica común para ayudar a quienes padecen trastornos del espectro autista.

La perrita pasó unos primeros días que fueron muy duros mientras lograba adaptarse a su nuevo hogar. Comenzó chocando constantemente con todos los muebles y se mostraba muy frustrada al punto en que lloraba. En esos momentos la única que podía consolar y animar a la perrita era Emma, quien decidió cambiar su nombre.

“La nombré Hope (Esperanza) porque nos damos aliento mutuamente. Ella me ha ayudado a ser más segura de mí misma. Ahora siento que tengo alguien con quien hablar y que no seré juzgada”.

Los padres se maravillaron cuando comprobaron que Hope había cambiado por completo la vida de Emma. Ahora salía todos los días a pasear a la perrita, y cuando está con ella logra entablar conversaciones con personas en la calle, ya que muchos se acercan a conocer a Hope.

“Hope me dio una razón para levantarme en las mañanas. Me dio un motivo para lograr grandes cosas en la vida. Veo que ella puede hacerlo, así que pienso que yo también”.

Story Trender

Los padres de Emma aseguran que la principal razón de esta unión tan especial se debe a la discapacidad de Hope. Gracias a ella, Emma ha entendido que aquellos que son diferentes también pueden tener grandes oportunidades en la vida, así que es la mascota perfecta para ellos.

Para quien padece Asperger, un perro es una especie de mediador a través del cual puede interactuar con el mundo.

Historias como las de Emma nos recuerdan la importancia de adoptar perros con discapacidades como Hope, ya que sin importar su condición puede dar un giro a nuestra vida con todo el amor que tienen para dar.

Te invitamos a compartir esta conmovedora historia para crear conciencia sobre los perritos con discapacidades y lo mucho que tienen para ofrecer.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!