Científicos clonan a un animal en grave peligro de extinción que falleció hace más de 30 años

El hurón patinegro americano es una especie que se encuentra en grave peligro de extinción desde hace muchos años. Un grupo de conservacionistas han trabajado incansablemente para proteger su hábitat natural y brindarles un espacio seguro donde pueda reproducirse y dar continuidad a su especie.

Enlaces patrocinados

Sin embargo, las esperanzas de salvar al hurón son tan bajas que un grupo de científicos decidió tomar acciones más contundentes: Clonación. Los hurones han enfrentado una serie de problemas de salud debido a que la mayoría de la población proviene de los mismos 7 ancestros.

El resulto de esto es una seria de anomalías genéticas que los hacen mucho más susceptibles ante cualquier amenaza. Es por este motivo que decidieron que una peludita llamada Willa sería perfecta para brindar un poco de esperanza a estos animales.

“Willa podía aportar un enorme valor genético a su especie. Fue por esto que elegimos su ADN para el nacimiento de Elizabeth Ann”, explicó Ryan Phelan, director ejecutivo de Revive & Restore.

Willa perdió la vida hace más de 30 años pero los científicos congelaron su ADN con la esperanza de que en algún momento resultase útil en la lucha por la conservación. El resultado fue exitoso y el 10 de diciembre nació una pequeña hurón clonada que recibió el nombre de Elizabeth Ann.

“Una clonación exitosa no disminuye el creciente peligro de esta especie. Necesitamos mantener y aumentar sus espacios naturales para poder salvarlos”, dijo Noreen Walsh, director de USFWS.

Enlaces patrocinados

Es la primera vez que una especie en peligro de extinción ha sido clonada y muchos se encuentran atentos a los resultados que esto significará para la población de los hurones.

Elizabeth Ann tiene tan sólo un par de meses pero todo parece que indicar que es una pequeña completamente saludable. Los hurones se encuentran en el centro de los Estados Unidos. Su cuerpo puede llegar a medir hasta 50 centímetros de longitud y pesan 1 kilo.

Llevan un estilo de vida nocturno y se alimentan de unos mamíferos conocidos como perritos de pradera. Lamentablemente, su hábitat se ha ido reduciendo drásticamente. Los animales que conforman su dieta principal también se encuentran en peligro de extinción de modo que a duras penas pueden sobrevivir sin la ayuda de los humanos.

Enlaces patrocinados

Los científicos se encuentran realmente felices con el nacimiento de Elizabeth Ann pero quieren hacer énfasis en la importancia de proteger el hábitat natural de estos animales. La clonación no es la solución mágica a todos los problemas que estos hurones están enfrentando.

“Los humanos acaban con las especies y después deciden que la mejor idea es interferir con la naturaleza y clonarlos”, lamentó un usuario en las redes.

Necesitamos seguir creando conciencia y protegerlos. De lo contrario, el nacimiento de Elizabeth Ann sería en vano. Esperamos que Elizabeth Ann recibe todos los cuidados que necesita. Todavía no se sabe con certeza el impacto que esta curiosa hurón dejará en su especie.

Enlaces patrocinados

Esperamos que el enorme esfuerzo de este grupo de científicos ayude a crear conciencia y todos aportemos nuestro de granito arena para cuidar el hábitat natural de los animales.

¿Qué opinas de la clonación de un animal? Cuéntanos tu opinión y no te vayas sin compartir esta nota que ha dejado a todos boquiabiertos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!