Cientos de aves aparecen sin vida en las calles durante la celebración de Nochevieja

Con la llegada de las fiestas de fin de año aparece un choque terrible en las ciudades, un choque entre la vida y la muerte. Además de las enormes diferencias económicas que existen entre los diferentes hogares, también otros miembros del medio ambiente se ven afectados, los animales. Mucha alegría para algunos, mucho sufrimiento para otros.

En días recientes, una serie de fotos publicadas a través de las redes sociales revelaron una escena terrible: cientos de aves que surcaban los cielos de Roma, Italia, murieron por efecto de los juegos pirotécnicos propios de la víspera de Año Nuevo.

Este hecho fue denunciado y publicado hace unos pocos días por la organización de bienestar animal, OIPA International. Las imágenes de las aves muertas en las calles son, en verdad, estremecedoras. Resulta urgente su prohibición.

“Soy italiano y puedo decirte que esto realmente sucedió. He visto muchos videos que confirman que es real. Probablemente sucedió porque este tipo de aves ahora están migrando desde Italia y desafortunadamente estaban en el centro de la ciudad esa noche”, escribió un usuario.

Por su parte, Loredana Diglio, portavoz de OIPA, explicó que el deceso en masa pudo haber ocurrido por el miedo de las aves, quienes normalmente vuelan en grupo. Esto pudo haber ocasionado colisiones entre ellas, o entre ellas y el tendido eléctrico. Esto sin mencionar la posibilidad de que algunos ejemplares fallecieran de un ataque al corazón.

“Me siento avergonzado de lo que hizo mi gente, y realmente espero que Dios los castigue algún día, porque sabían las consecuencias, pero no les importó. No hay respeto por la naturaleza”, añadió el cibernauta, francamente indignado.

Lo cierto es que, a los fuegos artificiales se le atribuyen innumerables muertes de animales cada año. Recientemente, una cebra bebé murió luego de escuchar varias detonaciones cerca de su recinto en la Granja Noah’s Ark, en Bristol, Reino Unido.

También, en julio de 2019, un granjero del estado de Georgia, en Estados Unidos, perdió un burro quien, presuntamente expiró luego de sufrir un ataque cardíaco durante las festividades del Día de la Independencia.

Y un mes antes, en junio de 2019, un pequeño cachorrito canino perteneciente a una pareja de recién casados sucumbió, aterrado por las explosiones durante un espectáculo de fuegos artificiales, esta vez, en el estado de Ohio, Estados Unidos.

Si bien los fuegos artificiales pueden ser un símbolo de celebración de la alegría para los humanos, normalmente son la fuente del más puro terror para los animales que se ven obligados a escucharlos y verlos.

Las aves también sufren con la pirotecnia. Los pajaritos se mueren y los perros se ponen nerviosos con las explosiones. Estas los asustan, disparan las alarmas, ya que sienten muy de cerca el peligro. Buscan, por instinto su protección y la de su especie, por ende, muchas aves dejan sus nidos en busca de un lugar seguro, con consecuencias nefastas.

Comparte esta historia con tus seres amistades cercanas. Nuestra única razón es informar para que poco a poco esta tradición tan dañina sea, al menos modificada de una manera razonable.