Ciervo salvaje en estado de shock cuando su «amada» pierde la cabeza al momento de aparearse

Los animales también tienen su lado sensual, y al estar cerca de una posible compañera la cortejan para preparar el terreno y aparearse. Pero, a veces las cosas no salen bien, como le ocurrió a un apasionado ciervo en Illinois, quien casi muere del susto en un momento de intimidad, con una supuesta hembra de su especie. 

Cierto día un ciervo salvaje llegó al patio trasero de la casa de la familia Bergan, en El dorado, Illinois.

Los dueños habían adornado su jardín con estatuas de animales hechos en madera, tenían una cierva y otros animales, entre ellos un lobo.  

Posiblemente cuando el ciervo avistó la figura femenina de su especie, le pareció muy atractiva y se acercó para cortejarla 

El ciervo dio varias vueltas alrededor de su amada, tratando de conquistarla

El seductor animal comenzó a explorar el área, mirando a su alrededor para comprobar que nadie estaba mirando. ¡Algo estaba tramando! 

Uno de los miembros de la familia decidió grabar con su cámara el video un tanto subido de tono, pero tan divertido que puso a reír a muchos usuarios de las redes sociales cuando fue compartido. 

En su desenfreno, el ciervo no se aseguró de si su posible enamorada estaba disponible para él.  

Se puede ver claramente como trata de posicionarse en la estatua de madera, se va adaptando para ponerse cómodo, y disfrutar su momento de placer con su nuevo amor. 

«¡Él está encima de la estatua!», dijo la asombrada Lana Bergan. 

La compañera no demostraba ninguna emociónasí que el intenso animal le pone empeño y va subiendo hasta la cabeza de su amada olfateándola. 

Pero a pesar de su ímpetu, el objeto de su deseo permanecía impávida. Y en un arrebato de pasión terminó por desprender la cabeza de la hembra que cayó al suelo 

“No te muevas porque nos verá”, agrega la mujer al camarógrafo.  

El animal se quedó pasmado del susto mirando cómo la cabeza caía en el suelo, se acercó a olerla con cierto recelo, sin entender nada de lo que estaba ocurriendo. 

Así pasó un buen rato, miraba a la estatua sin cabeza, y paseaba su vista alrededor sin saber qué hacer.  

No le quedó más remedio que irse del jardín, dejando a la decapitada efigie en compañía del lobo decorativo que tenía cerca 

Lo que pudo haber sido una cita sensual se convirtió en un gran susto para el animal.  

En el video se escuchaba al fondo las risas de la familia que estaba grabando el gracioso momento.  

Posiblemente, en una próxima oportunidad el viril animal pida primero el consentimiento de su dama, o por lo menos se asegure que sea de carne y huesos

Comparte esta divertida historia con tus amigos y conocidos, para que se rían con las aventuras eróticas de un ciervo un poco inexperto en el amor.  

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!