Cinco niños recogen a un perrito callejero moribundo y recorren kilómetros rogando por ayuda

Los niños siempre están a la espera de encontrar nuevas aventuras. Es cierto que para ellos la vida se pasa en medio de juegos, pero un grupo de amiguitos en Ciudad del Cabo han demostrado que su no los limita a la hora de hacer el bien.

Hace un par de semanas que cinco amigos decidieron interrumpir su diversión para lanzarse a la más tierna travesía: ayudar a un perrito abandonado.

Este peludo fue el receptor de un hermoso acto de bondad.

La vida en la calle es difícil para cualquier peluda y Champ fue realmente afortunado al hallar la ayuda y el amor que tanto necesitaba en un grupo de niños. Los nombres de estos valientes héroes son: Zubenathi, Luniko, Onke, Angcobile y Sibalabo.

Los pequeños jugaban en la calle cuando divisaron a un hermoso perro que atravesaba una penosa situación, al peludo se le veía con pocas fuerzas para seguir adelante. Era evidente que estaba agotado, así que decidió echarse en el pavimento como esperando el momento justo para morir.

De no haber sido por los chicos su vida ahora sería muy diferente.

Fue en ese momento que uno de los niños lo notó y decidió acercarse, inmediatamente los otros cuatro le acompañaron movidos por la curiosidad. Los amiguitos no podían dejar que el peludo falleciera ante sus ojos y decidieron intervenir. Tras suministrarle un poco de agua, hicieron lo que pudieron para que el can se levantara.

Uno de los pequeños ató un cinturón al cuello del can y éste de inmediato comenzó a caminar. Era como si actuase de manera automática, lo cual delata la posibilidad de que en algún momento hubiese sido la mascota de alguien.

Estos chiquitos se portaron mejor que muchos adultos.

Una vez el perro logró ponerse de pie, los pequeños héroes recorrieron junto a él la ciudad en busca de ayuda. Estos niños caminaron kilómetros hasta hallar un lugar en el cual pudiesen atender al peludo callejero que en ese instante bautizaron como Champ.

Los niños llegaron a las instalaciones de la organización Animal Welfare Society of SA, donde veterinarios expertos evaluaron a Champ y determinaron que no sólo estaba desnutrido y deshidratado, sino enfermo. El peludo tenía una enfermedad intestinal y en la piel, su pelaje estaba raído y lleno de costras. 

Champ junto a su nueva dueña.

Los médicos quedaron asombrados con la nobleza de estos pequeños y los elogiaron por haberle salvado la vida al can, pero el reconocimiento no quedó hasta allí.

Tras darse a conocer la historia en redes sociales, una tienda de zapatos decidió sorprender a los niños el fin de semana de pascua con ropa y calzado nuevo.

Así de felices estaban los niños con la sorpresa.

Los pequeños estaban agradecidos con las atenciones, pero lo mejor fue ver a Champ con su pelaje notablemente recuperado y muchas energías.

Los cuidadores del peludo decidieron llevarlo con sus héroes para darles una buena noticia: ese día Champ se mudaría con la dulce familia que decidió adoptarlo y quería despedirse. Ahora este peludo vive una historia diferente gracias a los cinco magníficos niños que lo salvaron.

Estos gestos de amor no se ven todos los días pero bien que merecen ser multiplicados, coparte esta hermosa historia y contagia tus redes con las mejores vibras.